Proponen investigar los silbidos al himno español

La Comisión Antiviolencia propuso este lunes recabar información para estudiar posibles sanciones a las personas físicas, jurídicas o entidades que hayan promovido la pitada durante la interpretación del himno de España antes de la final de la Copa del Rey de fútbol que enfrentó el sábado al Barcelona y al Athletic de Bilbao

La tribuna silbó el himno durante la final de la Copa del Rey
La tribuna silbó el himno durante la final de la Copa del Rey (EFE)

MADRID, España

Asimismo, se ha informado de que se remitirán los hechos a la Fiscalía General del Estado para que decida si son constitutivos de delito y de que se ha solicitado información a los dos clubes, a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y a la Policía sobre las medidas que adoptaron, para lo que disponen de cinco días.

El secretario de Estado para el Deporte español, Miguel Cardenal, junto a Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, dieron cuenta en rueda de prensa del resultado de la reunión de la Comisión Antiviolencia dos días después de la final que ganó el Barcelona por 3-1.

"Algunos de los acuerdos van en la dirección de recabar más información a las entidades que se requerirán. Estos acuerdos tienen una vertiente de interior y otras deportivas. La Comisión condena todos los incidentes acaecidos de diversa naturaleza y gravedad, y muy especialmente los pitidos, las ofensas verbales y gestuales durante la interpretación del himno nacional", dijo Cardenal.

La Comisión espera que toda la información requerida a los dos clubes implicados, a la organización del partido, a la Real Federación Española de Fútbol y a los organismos de seguridad, llegue en un plazo "lo más breve posible" para decidir las posibles sanciones.

Tanto Cardenal como Martínez informaron de que la Comisión acordó seis puntos a seguir después de varias horas de una reunión que comenzó por la mañana.

El primero de ellos, informó el secretario de Estado de Seguridad, es el ya citado referente a recabar información policial y abrir expediente informativo a las personas físicas, jurídicas o entidades que promovieron, indujeron, colaboraron auxiliaron o facilitaron medios materiales "o de cualquier otra índole" para dar cobertura a las conductas infractoras detectadas.

En concreto, citó a los organizadores y firmantes del "Manifest per la xiulada a L'Himne Espanyol I al Rei Felipe de Borbón" (Manifiesto por la pitada al himno español y el Rey Felipe de Borbón) y a las entidades implicadas en la distribución de objetos o medios materiales para su realización.

Antes de la final, las asociaciones independentistas Sobirania i Progrés, el sindicato CADCI, International Comission of European Citizens (ICEC) y Catalunya Acció, repartieron 10.000 silbatos entre los asistentes a la final de la Copa del Rey.

Además, la Comisión acordó remitir a la Fiscalía General del Estado la documentación e informaciones policiales "anteriormente "señaladas" a fin de evaluar la trascendencia penal de algunos de los hechos acaecidos.

También solicitaron a los responsables de Seguridad de la Generalitat -gobierno regional- de Cataluña las actas del coordinador de seguridad responsable del encuentro, así como la información correspondiente a los criterios para la determinación de las ubicaciones de las zonas especiales para las hinchadas de los equipos.

La Comisión Antiviolencia requirió información a la RFEF, al Athletic y al Barcelona, "en su condición de organizadores directos, indirectos, delegados, concertados o de participantes directos", para dirimir si tienen responsabilidades asumidas en la selección y control de los aficionados admitidos en el evento por el "posible incumplimiento del deber de asegurar la normal celebración del espectáculo deportivo".

Cardenal añadió que concederá un plazo de cinco días para comunicar las medidas adoptadas a fin de prevenir o minimizar "conductas ilícitas" que eran previsibles de acuerdo con la solicitud que les dirigieron los secretarios de Estado para el Deporte y de Seguridad.

Asimismo, solicitó información a la RFEF acerca de los mecanismos de gestión utilizados para la organización del evento en el recinto deportivo y datos adicionales sobre el acta arbitral, el acta del coordinador de seguridad, "en poder del organizador", y las razones por las que no se elaboró un acta por el delegado-informador del partido.

La reproducción por megafonía del himno nacional en la noche del pasado sábado en el Camp Nou antes del comienzo del choque, a volumen elevado y durante solo 48 segundos, fue recibida con una estruendosa pitada por la mayor parte de los 95.000 asistentes al estadio. Era la primera final de Copa del Rey presidida por Felipe VI como monarca.