Jugadores del Shakhtar temen por su vida

El conflicto entre Ucrania y Rusia, mantiene a los futbolistas sudamericanos preocupados por su seguridad; Rinat Ajmetov, presidente del Shaktar amenazó a los jugadores 

Douglas Costa en un juego frente al ManU
Douglas Costa en un juego frente al ManU (AP)

Ciudad de México

Los jugadores "desertores" del Shakhtar Donetsk temen por su vida en Ucrania a causa del conflicto armado en el país, según aseguró el brasileño Douglas Costa.

Los futbolistas "se enfrentan a un riesgo de muerte en caso de estar en la región", dijo el brasileño de 23 años. "Me gusta el club, la gente y la ciudad, pero tengo miedo".

El jugador es uno de los seis sudamericanos que el sábado decidieron no regresar a Donetsk con el equipo después de un partido amistoso en Francia.

Los otros "desertores" son los brasileños Alex Teixeira, Fred, Dentinho e Ismaily y el argentino Facundo Ferreyra.

"Queremos seguir en el club, pero necesitamos condiciones de trabajo libres de riesgos", explicó Costa.

El propietario del equipo instó a los jugadores a regresar a la región en crisis del este de Ucrania, a través de un comunicado publicado en la web de la entidad en la noche del domingo.

"Si no vuelven, creo que serán los primeros que van a sufrir", advirtió el oligarca , que amenazó a los jugadores con no rebajar nada las cláusulas de rescisión de contrato, que son de decenas de millones de euros.

"Si alguien quiere reducir estas cifras en algún millón, la decisión está en nuestras manos. ¡No habrá una liquidación!", agregó.

Las cuestiones contractuales deben ser aclaradas en general por la FIFA, que si no considera precaria la situación en Ucrania tendría que suspender a los jugadores internacionalmente.

Ajmetov dijo que los futbolistas no deben tener miedo por el conflicto en Ucrania. "Estamos dispuestos a garantizar su seguridad. Evitaremos todo riesgo y en ningún caso llevaremos a los jugadores a lugares peligrosos", advirtió.

Para el entrenador del Shakhtar, Mircea Lucescu, la situación está siendo aprovechada por el agente Kia Zhoorabkhyan para llevarse a los jugadores a otros clubes.

"Es un verdadero escándalo", dijo el rumano al diario francés "L'Equipe". "Aprovecha la situación para secuestrarlos".

En el este de Ucrania se libran duros combates desde hace tiempo entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos. A unos 60 kilómetros de Donetsk fue derribado además el jueves el avión de pasajeros MH17.

Los futbolistas argentinos José Sosa, Jonathan Cristaldo, Alejandro Gómez y Sebastián Blanco también se negaron a regresar a otro club de la zona, el Metalist Jarkov, según aseguraron medios argentinos.

La nueva temporada arranca el viernes con 14 equipos en lugar de 16, después de que dos clubes fueran expulsados tras la anexión de Crimea a Rusia.

Según decidió el ente rector del fútbol europeo (UEFA), en principio se evitarán partidos entre equipos de Ucrania y Rusia en las competiciones internacionales.

La Federación Ucraniana de Fútbol debe también decidir dónde jugará el Shakhtar sus encuentros de local.

Además del campeón ucraniano, también deben buscarse estadios alternativos el Metalurg Donetsk, el Olimpik Donetsk y el Zarya Lugansk, ya que las ciudades están controladas por separtistas prorrusos.