Serbia responde a la UEFA

La UEFA anunció este viernes que el partido entre Serbia y Albania, el cual fue suspendido, el conjunto local se había quedado con el triunfo, aunque por la situación que se vivió en el estadio no podrían sumar los tres puntos

Serbia vs Albania suspendido
Serbia vs Albania suspendido (Reuters)

BELGRADO, Serbia

La Federación Serbia de Futbol (FSS) anunció este viernes que presentará un recurso a la UEFA por la decisión de otorgar a su selección una victoria por 3-0 ante Albania, pero sin los tres puntos, en el partido que se tuvo que suspender el 14 de octubre por los incidentes.

"La FSS ha decidido utilizar su derecho al recurso ante la decisión de la UEFA", anunció la federación en un comunicado en el que calificó la sanción de "contradictoria". Albania también presentará una apelación.

"Serbia ha obtenido el partido ganado en el momento en el que la responsabilidad es de la otra parte, pero a Serbia se le ha privado de los puntos de la victoria", continuó la FSS.

La federación serbia recordó los incidentes que marcaron el partido Italia-Serbia en 2010, en Génova, cuando se estableció que "el país organizador (Italia) no era responsable y que todas las sanciones fueran para Serbia".

La FSS "tiene la impresión de que nuevos modelos de medidas disciplinarias son continuamente probadas en el futbol serbio".

"Las decisiones tomadas (por la UEFA) son muy extrañas, como seleccionador es simplemente increíble, una única parte ha sido castigada, Serbia", declaró a la prensa el técnico de la selección balcánica, el holandés Dick Advocaat.

Serbia y Albania se responsabilizan mutuamente de los hechos que se produjeron en el partido del 14 de octubre en Belgrado, perteneciente a la fase de clasificación para la Eurocopa 2016.

En el minuto 41 un dron cruzó el estadio del Partizán de Belgrado con una bandera que rezaba "Gran Albania", un proyecto nacionalista que aspira a juntar las comunidades albanesas de los Balcanes en un mismo Estado.

Los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en una disputa después de que un futbolista serbio atrapase el objeto volante.

A continuación los incidentes siguieron en las gradas. Algunos aficionados lanzaron bombas de humo y otros proyectiles al campo, antes de saltar al césped para golpear y lanzar objetos a los jugadores de Albania, que tuvieron problemas para refugiarse en los vestuarios.