Costa Rica, tiempo de consolidarse

Costa Rica encarará la Copa Oro con la encomienda de afianzar la evolución futbolística que alcanzó en el pasado Mundial de Brasil; los ticos desean robarle protagonismo a México y Estados Unidos y reclamar un sitio en la Concacaf. El equipo de Paulo César Wanchope puede ser la gran sopresa del torneo

La selección de costa Rica es uno de los candidatos para ganar la Copa Oro
La selección de costa Rica es uno de los candidatos para ganar la Copa Oro (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Sin duda, Costa Rica es la selección de Concacaf que ha tendido un salto cualitativo en los últimos años, lo valida el pasado Mundial de Brasil, donde fue la selección que mejor imagen ofreció de las cuatro que participaron en la justa de 2014. Desde el mismo Hexagonal, los ticos dieron muestra de la evolución futbolística que irían adquiriendo. Pensando en llegar a Brasil, la Federación Costarricense de Futbol decidió contratar al colombiano Jorge Luis Pinto, quien relevó a Ricardo La Volpe en el banquillo tico. Poco a poco tomó la identidad que Pinto Sele la deseaba, empató con el entonces campeón del mundo España.

En el Hexagonal, los ticos terminaron ubicados en la segunda plaza, solo detrás de Estados Unidos, de hecho, fueron ellos quienes estuvieron a punto de darle la estocada más grande al Tricolor, cuando en la última jornada derrotaron al equipo de Víctor Manuel Vucetich, un 2-1 en San José que marcó la fase de clasificación más desastrosa para clasificar el conjunto azteca, solo salvada por la victoria de Estados Unidos sobre Panamá.

Copa del Mundo después de haber fracasado en la eliminatoria para Alemania 2006. En Brasil, Costa Rica dio un golpe sobre la mesa, Grupo de la Muerte conquistó el ubicándose por encima de Uruguay, Italia e Inglaterra. Cuando nadie les concedía siquiera la posibilidad de pelear por la segunda plaza, tiraron de su orgullo y su talento para doblegar a los uruguayos e italianos y empatar con los ingleses.

Su evolución se constató cuando fue la única selección de Concacaf que libró la barrera de los octavos final; el quinto partido con el que de fi tanto ha soñado el futbol mexicano en los últimos mundiales, seguía siendo una fantasía para el Tricolor y una realidad para el cuadro tico. Tras vencer a Grecia se midió a Holanda en cuartos, ahí acabó el sueño, los caces desde europeos fueron más eficaces el manchón penal.

Jorge Luis Pinto no siguió en el cargo y la federación tica eligió a Paulo César Wanchope como el entrenador que tendría que darle continuidad a los buenos resultados logrados por el timonel colombiano, pero la consigna que le confiaron los directivos costarricenses fue muy clara, debía mejorar e imprimirle un sello más agresivo a la selección, que se avanzara y no se volviera hacia atrás.

Sueñan con el título

El entrenador de Costa Rica ha definido los 23 jugadores con los que tratará de darle seguimiento al desarrollo del futbol de ese país, el gran ausente será el portero Keylor Navas del Real Madrid, quien se perderá el torneo por una lesión en el talón de Aquiles. Pese a ello, Wanchope apeló a la coherencia, dijo que su equipo tiene las armas para competir, pero apuntó que México es uno de los candidatos para ganar el título. “México es uno de los grandes favoritos. Ha hecho cosas importantes en la historia y siempre va a ser un rival de cuidado”, declaró el entrenador tico y añadió que su selección tiene bien claros los principios futbolísticos que tratará de desarrollar.

“Tenemos claro lo que queremos y el estilo. Queremos que el orden sea bueno y que tengamos la posibilidad de jugar buen futbol y crear muchas opciones de gol. El grupo está para eso”, comentó su entrenador.

Para Costa Rica es la hora de mostrar una evolución, reiterar que lo del Mundial no fue casualidad y que puede competirle a México y a Estados Unidos, uno de los sitios de privilegio en la Concacaf. La Copa Oro es un torneo que se le ha negado y en el que solo final, en llegó una vez a la final en la edición de 2001, pero en aquella cita sucumbió por 2-0 ante Estados Unidos.

“Queremos ganar la Copa Oro. Hicimos un buen grupo. Además, hemos integrado jugadores de muy buen nivel que le dan un extra, un realce al grupo. Tampoco puedo esconder que en lo personal quiero ganar por muchas cosas que han pasado, creo que tenemos un grupo que por primera vez puede alzar la Copa Oro”, aceptó el timonel.

Costa Rica ya dio una muestra el sábado en Orlando de lo que puede alcanzar, ofreció un gran primer tiempo en el que partido a México y lo llegó a tener dos a cero. Los ticos están dispuestos a no retroceder y eso los convierte en un enemigo más a tener en cuenta en la Copa Oro.