Selección femenil de Estados Unidos se queda sin técnico

Tom Sermanni, fue destituido como técnico de la selección femenil de las barras y las estrellas; según el presidente de la Federación, querían un cambio de dirección en el mando del selectivo nacional



Tom Sermanni
Tom Sermanni (AP)

CHICAGO, Estados Unidos

Por la tarde Tom Sermanni dirigió a Estados Unidos en un partido que su equipo le ganó 2-0 a China. Por la noche, había sido despedido.

El técnico de la selección femenina de futbol fue despedido el domingo por el flojo desempeño del equipo el mes pasado en la Copa Algarve. Sermanni había asumido el puesto hacía 16 meses.

La noticia fue dada a conocer horas después de que Estados Unidos derrotase a China con goles de Lauren Holiday y de Megan Rapinoe en Commerce City, Colorado.

"Decidimos que queremos cambiar de dirección", explicó el presidente de la federación estadounidense de futbol Sunil Gulati.

"Es un día sombrío para todas nosotras", expresó la arquera Hope Solo en su cuenta de Twitter. "Tom es un hombre de mucha clase en todos los sentidos y lo echaremos de menos".

Jill Ellis, directora de desarrollo de la federación, ejercerá el puesto en forma interina hasta que se designe un nuevo timón.

"Me tomaron totalmente por sorpresa", afirmó Sermanni en SI.com el domingo por la noche. "No percibí descontento alguno".

Agregó que suponía que había "cierta insatisfacción entre las jugadoras, porque de lo contrario no habríamos llegado a este punto tan rápido". Dijo, no obstante, que las jugadoras hicieron le que él les pidió y que no hubo una mala relación entre ellas y el cuerpo técnico.

Bajo su conducción el equipo acumuló 13 victorias y tres empates el año pasado, pero en la Copa Algarve, la última competencia importante antes de las eliminatorias de la Copa Mundial del año que viene, el equipo cosechó un triunfo, dos derrotas y un empate.

El séptimo lugar en ese torneo incluyó un revés 1-0 ante Suecia y la ex entrenadora de Estados Unidos Pia Sundhage que puso fin a una recha de dos años y 43 partidos sin perder.