Montenegro agradece apoyo tras sufrir secuestro exprés

La familia pagó un rescate de 600.000 pesos (73.000 dólares) para que lo liberaran, según la prensa.

Rolfi Montenegro
Rolfi Montenegro (Mexsport )

BUENOS AIRES, Argentina

El futbolista argentino de Independiente, Daniel "Rolfi" Montenegro, sufrió junto su familia un secuestro de unas horas del cual salieron a salvo el martes en Argentina, donde en los últimos meses colegas como Javier Zanetti y el padre de Carlos Tevez también fueron víctimas de la delincuencia.

"Quiero agradecerles a todos por la preocupación. Mi familia está bien, fue una desgracia que salió con suerte", dijo a la prensa Montenegro, considerado el artífice de que Independiente regresara a Primera División a mediados de año.

El futbolista apuntó que fue "un momento complicado en el que nos han tratado bien, con respeto. Se puede contar, gracias a Dios", aseguró el jugador que fue secuestrado el lunes en la noche cuando conducía una camioneta junto a su esposa y sus tres hijos pequeños.

Montenegro y su familia fueron interceptados por unos cinco delincuentes en el acceso a una autopista en las afueras de Buenos Aires el lunes en la noche y, cuando se percataron que era el futbolista, lo llevaron hasta su casa para robarle objetos de valor mientras retenían a su esposa e hijos en la camioneta.

El episodio de Montenegro se suma a los asaltos que han sufrido otros compañeros de profesión, como el excapitán de la selección argentina Javier Zanetti, quien sufrió el robo de su vehículo en un hecho similar en julio luego de llegar al país tras presenciar en Brasil el Mundial de futbol.

Además de los asaltos a Gustavo Campagnuolo, Ricardo Noir y Marcelo Carrusca, el más reciente fue el secuestro del padre de Carlos Tevez.

Tres hombres y una mujer fueron detenidos esta semana por su posible participación en el secuestro del padre Tevez durante ocho horas el 29 de julio pasado en la periferia oeste de la capital argentina, informó el sábado una fuente judicial.

En principio, los delincuentes le habían robado su vehículo, pero lo raptaron al darse cuenta de quién se trataba en base a la documentación que llevaba.

La familia pagó un rescate de 600.000 pesos (73.000 dólares) para que lo liberaran, según la prensa.