"Esto es América": García Orozco, según Messi

De acuerdo al astro argentino, el árbitro mexicano le expresó que este era otro tipo de futbol; el colegiado dirigió el encuentro de cuartos de final entre Argentina y Colombia, donde se presentaron varias amonestaciones

Roberto García Orozco, árbitro mexicano durante la Copa América
Roberto García Orozco, árbitro mexicano durante la Copa América (Reuters )

VIÑA DEL MAR, Chile

Trabas, puntapiés, roces bruscos y hasta empujones, todo vale para frenar a Lionel Messi en la Copa América de Chile. Pero cuando el astro argentino protesta, los árbitros le responden que "esto es América".

"Se están viendo partidos de mucho choque, de mucho roce", lamentó Messi, que el viernes recibió numerosas faltas en el duelo de cuartos de final en el que Argentina se impuso por penales a Colombia tras un trabado 0-0 en Viña del Mar.

"Le pregunté por un par de situaciones y él me decía que esto era América y se jugaba así, así que ellos son los que mandan adentro de la cancha y los que permiten", se quejó el delantero del Barcelona al revelar su diálogo en el campo con el árbitro mexicano Roberto García Orozco.

El juez utilizó la misma justificación con el delantero Sergio Agüero, otro de los hombres más castigados por la dureza de los defensas.

"No entiendo, parece que es otro fútbol Sudamérica. El árbitro dijo 'Esto es América, chicos', y nosotros somos de acá y nos acostumbramos. Hubo muchas jugadas de roce", señaló ofuscado el "Kun", artillero del Manchester City y la Premier League.

Ya el seleccionador argentino, Gerardo Martino, había lanzado una dura advertencia antes del choque con Colombia por los cuartos de final.

"A nosotros no nos tiene que preocupar lo que hace el rival, a mí me preocupan los árbitros porque hay gente que imparte justicia, que hagan lo que les corresponde, independientemente de la gente que haya y de quién es local, acá vienen los mejores árbitros de América y nos preocupa que actúen de tal forma", señaló Martino.

Javier Mascherano, junto a Messi el máximo referente de Argentina, reconoció que "el fútbol sudamericano es más permisivo a la hora de compararlo con un Mundial". Pero hizo un llamado de atención al pedir que "se cuide" a los jugadores desequilibrantes.

Los futbolistas más peligrosos para el rival, como Neymar o Messi, suelen ser frenados con jugadas bruscas, que muchas veces llegan al límite de la provocación y obligan a las figuras a buscar un autocontrol que no siempre hallan en momentos álgidos del partido. La experiencia, la situación particular de cada uno y el carácter explosivo o no que tengan suele ser determinante en cada respuesta.

Messi, que suele mantener la calma en el campo de juego, se mostró el viernes por instantes con gestos de furia y mucho enojo.

El arbitraje de García Orozco dejó a la selección argentina muy condicionada para las semifinales, con tres jugadores determinantes con tarjeta amarilla: Messi, Mascherano y Sergio Agüero. Cualquier error en la fase de los mejores cuatro podría dejarlos afuera de una hipotética final.