Kaká, de piedra preciosa, al olvido americano

La magia del mediocampista brasileño lo convirtió en uno de los astros más aclamados en Europa, ayer cumplió 33 años de edad, y militando en la MLS, de aquel crack solo queda el recuerdo

Ricardo Kaká cumple 33 años de edad
Ricardo Kaká cumple 33 años de edad (AP / Orlando City)

Ciudad de México

Ricardo Izecson dos Santos Leite, mejor conocido como Kaká, es uno de los astros del futbol mundial que ha brillado por su talento y magia. El brasileño vivió una época dorada en Europa, en la que se impulsó como un jugador mediático, pero las lesiones y un paso gris con el Real Madrid, fue ensombreciendo aquella estela de crack.

Kaká, nacido el 22 de abril de 1982, debutó en 2001 con el Sao Paulo de Brasil, en donde rápidamente destacó con 12 goles en 27 encuentros. En su segunda temporada, sus dotes como crack ya eran evidentes, luego de registrar 10 anotaciones en 22 cotejos.

LA PIEDRA PRECIOSA, COMIENZA EL RETO EUROPEO

Como era de esperarse, el futbol europeo tenía en la mira a Ricardo. Con 23 tantos, en 58 duelos disputados con Sao Paulo, en 2003 llegó al Milan por 8 millones y medio de dólares.

En su primera temporada, alcanzó 10 goles en 30 juegos, logrando coronarse en la Serie A, y ganando la Supercopa europea. En la campaña 2004-2005, nació la temible dupla ofensiva entre él y el ucraniano Andriy Shevchenko, convirtiéndose en el joven sensación, incluso, estuvo en el "Top Ten" al Balón de Oro 2005.

El 23 de mayo de 2007 alzó su primera Liga de Campeones de la UEFA, imponiéndose al cuadro de Liverpool con marcador de 2-1. Ese mismo año, en Japón, conquistó el Mundial de Clubes, tras doblar al Boca Juniors, 4-2.

El mejor año para Kaká, sin duda, fue el 2007, ya que lo alcanzado con el Milan, y una serie de reconocimientos como los premios de FIFA World Player, el "Balón de Oro" de la revista France Football, la distinción de jugador del año de la revista World Soccer, y un sin fin de medios y marcas que peleaban por tener su imagen hicieron del astro brasileño el futbolista del momento.

SU TURNO EN LA VITRINA "MERENGUE"

Consolidado como Kaká, el crack brasileño y el jugador de moda, no tardó en llegar la oferta del club encargado de concentrar a los jugadores del momento, el Real Madrid. Fue así como, en el 2009, Florentino Pérez anunció la llega del mediocampista al club blanco.

El fichaje fue por 65 millones de euros, el primero de Florentino como presidente del Madrid, y el octavo más caro de la historia del futbol, hasta ese entonces. Fue presentado después de haber jugado la Copa Confederaciones con Brasil, ese mismo año.

Cabe señalar que en aquella presentación en el Santiago Bernabéu, le dieron la bienvenida, más de 50 mil aficionados que lo aclamaron en todo momento. En su primera temporada, fue de más a menos, ya que comenzarían a perseguirlo algunas lesiones que solo le permitieron registrar 9 anotaciones, y 8 asistencias.

En la campaña de 2010, una grave lesión en la rodilla que sufrió en la Copa del Mundo de Sudáfrica, alejó a Kaká media temporada, ya con José Mourinho como timonel del Real Madrid.

Kaká sufrió una rotura de menisco con afectación del cartílago, en el segundo partido de la justa mundialista, y siguió apareciendo el resto de los partidos pese al dolor, lo que agravó su lesión.

Al año siguiente, regresa a la actividad con el Madrid, y consigue su primer título madrileño, la Copa del Rey, arrebatado al Barcelona. En la campaña 2011-2012, consigue la Liga, con 8 goles y 14 asistencias, registrando sus mejores números con los blancos.

En 2012, alcanzó la marca de mejor anotador brasileño en Champions League, con 29 goles, pero a finales de ese año, e inicios del 2013, su nivel se fue apagando, tanto que tenía más apariciones en la banca que en el terreno de juego, con lo que su estadía en el Real Madrid llegaba a su fin.

DE MÁS A MENOS, REGRESA AL MILAN

El 2 septiembre de 2013, el Madrid y el Milan acordaron el regreso de Kaká al club italiano gratis. Su sueldo pasó de 10 a 4 millones de euros por temporada, pero unas semanas después, se lesiona del abductor, estando inactivo 3 semanas, de las cuales no quiso cobrar su sueldo, mientras se recuperaba.

AL OLVIDO AMERICANO

Tras otro breve paso en Italia, en 2014, rompió contrato con el Milan, con lo que fue fichado por Orlando City de la MLS, y aunque fue cedido en el Sao Paulo, durante la campaña de ese año, sin pena ni gloria, en 2015 llegó a la liga de los Estados Unidos para desquitar el fichaje de 7 millones de dólares, siendo estos números, los únicos de peso hasta el momento, en su aventura por Norteamérica.

Kaká cumple 33 años de vida, y está claro que su mejor momento futbolístico ya es historia, y a pesar de que aún tiene aspiraciones por ser llamado a la Selección de Brasil, militando en la MLS, se observa un panorama incierto para el jugador, ya que esta liga se ha caracterizado más por reclutar veteranía, y no por proyectar a sus jugadores.