La resaca de la Copa América

La justa sudamericana terminó y, con ella, quedaron momentos que marcaron la historia de la competencia

 


Argentina se quedó en la orilla
Argentina se quedó en la orilla (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Después de 26 juegos disputados en ocho sedes y con un total de 20.2 millones de dólares entregados en premios a los cuatro primeros lugares,  la Copa América de Chile 2015 llegó a su fin. Como cada torneo de futbol que se disputa en el orbe, la justa sudamericana dejó para la posteridad una serie de hechos que marcaron la competencia, a continuación lo más relevante en Chile 2015:

Fiesta en casa

La selección chilena asumió el papel de protagonista que debía tener el local y, con buen futbol, superó las situaciones extra cancha para llegar hasta la final y derrotar a su similar de Argentina en penales.

De la mano de Gary Medel y Marcelo Díaz, Sampaoli encontró la fórmula en la media cancha que nutrió el ataque de la ‘Roja’. Chile logró su primer Copa América en casa, luego de haber perdido dos finales: contra Paraguay en 1979 y ante Uruguay en 1987.

 “Hoy en día dimos un paso increíble y esta generación se lo merecía”, fue el sentir de Arturo Vidal al terminar el encuentro.

Continúa la sequía

Argentina sumó su segunda final perdida de manera consecutiva. La albiceleste cayó en la tanda de penales ante Chile, Higuaín y Banega fallaron desde los 11 pasos para entregarle el título a los locales.

El caballo negro

Con goles de André Carrillo y Paolo Guerrero, Perú se consagró como el tercer lugar de la competencia al derrotar 2-1 a Paraguay, los dirigidos por Ricardo Gareca dieron la sorpresa al llegar hasta a las instancias finales, ya que hombre por hombre, no lucían como favoritos. Al final del encuentro, el mismo Guerrero aseguró que se “conformaban” con el tercer lugar, pues “el objetivo siempre fue llegar a la final y lamentablemente no se pudo”.

Los incas compartieron el Grupo C con Brasil, Colombia y Venezuela; se clasificaron como segundo de grupo  al sumar cuatro puntos resultado de una derrota ante los brasileños, una victoria ante la Vino Tinto y un empate con Colombia. En los cuartos de final dejaron en el camino a Bolivia, en la semifinal sucumbieron ante los locales y finalmente obtuvieron la tercer plaza frente a los Guaraníes.

Los locales, en la mira de todos

Más allá del protagonismo que Chile obtuvo al ser local y llegar a la final, el cuadro de Sampaoli se vio envuelto en una serie de polémicas, que para bien de su causa no afecto el rendimiento en el terreno de juego.

Era la noche del martes 16 de junio y después de tener la tarde libre, Arturo Vidal se vio envuelto en un accidente automovilístico, el jugador de la Juventus se enfrentó a un proceso legal, pues conducía en estado de ebriedad.

Después de salir libre,  el timonel al frente de la ‘Roja’ aseguró que "Para nosotros es muy valioso, sabemos que cometió un error que no es determinante para excluirlo", por lo que el ‘Rey’ Arturo continuaría participando en la competencia.

Lo de Vidal comenzaba a ser olvidado y Chile robaba cámaras gracias a su desempeño en la cancha; sin embargo, en el duelo de cuartos de final contra Uruguay, Gonzalo Jara encendió nuevamente los focos rojos.

El defensor protagonizó un altercado con Edinson Cavani, quien fue expulsado por lanzar un manotazo al futbolista chileno. Pero las cámaras captaron que antes de recibir el golpe, Gonzalo Jara provocó al uruguayo al practicarle un ‘dedazo’, las cámaras captaron la acción y finalmente el trasandino fue castigado por la CONMEBOL dos partidos, por lo que se perdió la final.

Las grandes decepciones

El ‘Tri’, los comandados por Miguel Herrera, quedaron muy por debajo del objetivo, el equipo nacional viajó a Chile con la encomienda de llegar a semifinales, pero no lograron más que sumar dos puntos. La selección nacional a penas consiguió un empate ante Bolivia, rescató un 3-3 ante los locales y finalmente cayó 2-1 con Ecuador.

 “Gracias a los señores que vienen caminando acá nos están echando de un torneo en el que ellos no hacen bien su trabajo y nosotros intentamos hacer el nuestro. Muchas gracias ¿eh?, muchas gracias”, recriminó el Piojo a los silbantes que pitaron el México- Ecuador, sin embargo el estratega nacional no logró esclarecer un entendimiento en sus jugadores, que solo ante Chile mostraron tintes de futbol en conjunto.

Los goleadores

El peruano Paolo Guerrero y el chileno Eduardo Vargas, compartieron el título de goleo con 4 dianas cada uno.

Guerrero se fue en blanco en la fase de grupos, sin embargo marcó un hat-trick en los cuartos de final contra Bolivia y cerró su cuenta en el partido por el tercer lugar frente a Paraguay.

Por su parte, Vargas vacunó en la fase de grupos a Ecuador y a México;  y terminó con un doblete en la semifinal contra Perú.

En cuanto a asistencias, Messi (Argentina)  y Valdivia  ( Chile) dominaron la tabla con 3 pases para gol  cada uno.