Registran la Federación Francesa por conexión con el caso Blatter

Las autoridades francesas incautaron documentos durante un registro el martes de la sede de la Federación Francesa de Futbol

Federación Francesa de Futbol
Federación Francesa de Futbol (AFP )

GINEBRA, Suiza

Las autoridades francesas incautaron documentos durante un registro el martes de la sede de la Federación Francesa de Fútbol (FFF) de París, por su conexión con la investigación contra el ex presidente de la FIFA Joseph Blatter, anunció este miércoles la justicia suiza.

"La fiscalía financiera francesa efectuó ayer (martes) un registro en las oficinas de la Federación Francesa de Fútbol en París", anunciaron los servicios del fiscal general suizo en un comunicado, precisando que el registro estaba "vinculado con el procedimiento contra Joseph Blatter" por el polémico pago de dos millones de francos suizos (1,8 millones de euros) al expresidente de la Unión Europea de Fútbol (UEFA) Michel Platini.

"La Federación confirma esta disposición de las autoridades suizas y francesas", reaccionó este miércoles la FFF, añadiendo que el objetivo eran "los documentos relacionados con las modalidades de colaboración de Michel Platini con la FIFA en el periodo 1998-2002".

- 'Muy sorprendido' -

"Se incautaron documentos vinculados con el pago sospechoso de dos millones de francos suizos que hace, entre otros, objeto de un procedimiento", agregó el ministerio público de la Confederación.

Joseph Blatter, que el jueves cumple 80 años, fue imputado el 24 de septiembre por "sospecha de gestión desleal" y "abuso de confianza" por dos motivos: el polémico pago realizado a Platini en 2011, nueve años después del fin de la misión que justificaba este salario, y la atribución al presidente de la Unión del Fútbol Caribeño de un contrato de derechos televisivos a precios muy inferiores a los del mercado.

El suizo señaló este miércoles a la AFP que está "muy sorprendido" por los registros en la FFF.

"Estoy muy sorprendido por la única y buena razón de que los 2 millones de francos suizos (1,8 millones de euros) que la FIFA ha pagado a Michel Platini en el marco de un contrato oral que existía entre Michel Platini y yo no fueron pagados a la FFF ni a la UEFA, sino a una cuenta privada de Michel Platini en un banco suizo", explicó.

En el marco de esta investigación, Platini declaró como testigo, estatuto que no ha cambiado desde el 25 de septiembre.

"Damos la bienvenida a esta nueva etapa, tan pronto como la justicia suiza finalice su instrucción, tan pronto Platini saldrá de unos hechos en los que no tiene que estar", señalaron los abogados del francés en un comunicado.

Desde 1999 a 2002 Platini trabajó desde París para la FIFA, en locales alquilados por la FFF, según fuentes cercanas a la federación internacional. Entre sus labores estuvo el estudio de una ampliación del calendario internacional. Al cabo de tres años, en 2002, pasó a formar parte del comité ejecutivo de la FIFA.

Debido a este pago sospechoso, Blatter y Platini fueron suspendidos durante ocho años de toda actividad vinculada con el fútbol por la justicia interna de la FIFA, suspensión reducida a seis años en apelación. Esta suspensión impidió al francés presentarse a la presidencia de la FIFA y no le permite presidir la UEFA, cargo al que accedió en 2007.

- Contrato oral -

El 2 de marzo Platini recurrió su suspensión ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), para intentar volver a su puesto antes de la Eurocopa de 2016 que se disputa en Francia (10 junio/10 julio).

El 26 de febrero, el ítalo-suizo Gianni Infantino fue elegido para suceder a Blatter. El mismo día se adoptó un plan de reformas destinado a restaurar la credibilidad de una institución sacudida por el mayor escándalo de corrupción de su historia.

La gran crisis comenzó el 27 de mayo de 2015 cuando a petición de la justicia estadounidense siete altos cargos de la FIFA fueron detenidos en Zúrich.

A pesar de este golpe, Blatter fue reelegido por la FIFA para un quinto mandato pero debido a la presión presentó su dimisión el 2 de junio, añadiendo que seguiría en el cargo hasta la elección de su sucesor.

A principios de octubre Blatter y Platini fueron suspendidos de manera provisional durante 90 días por la comisión de ética de la FIFA, debido al polémico pago. Ambos argumentaron que mantenían un contrato oral, tipo de compromiso aceptado en Suiza.