Vela y Real Sociedad derrotan por la mínima al Eibar

Un gol de Xabi Prieto le dio la victoria al cuadro Txuri Urdin que estuvo cerca de no marcar, gracias a una buena actuación de la zaga visitante

La Real Sociedad festeja el gol de Xabi Prieto ante el Eibar
La Real Sociedad festeja el gol de Xabi Prieto ante el Eibar (EFE)

SAN SEBASTIÁN, España

Un solitario gol del capitán Xabi Prieto ha permitido a la Real Sociedad imponerse al Eibar, en un derbi guipuzcoano dominado por los donostiarras, y sumar tres puntos importantes en vísperas de acudir al Santiago Bernabeu.

Garitano, técnico del Eibar, realizó un planteamiento inteligente que buscaba un desgaste inicial de los donostiarras y esperar que el nerviosismo comenzara a cundir en Anoeta para poder aprovechar, con el partido avanzado, alguna de las contras con las que trataba de sorprender.

La Real llevaba la iniciativa y tenía más profundidad que en otras comparecencias pero nuevamente la nulidad en el remate desesperaba a sus aficionados.

El primer susto para los blanquiazules llegó a los 26 minutos de juego, en un balón robado en medio campo por Manu Del Moral y prolongación de una jugada que casi culmina Capa sólo ante Rulli, aunque la defensa local le impidió el remate en el último instante.

Respondió el equipo donostiarra instantes después con el saque de una falta cometida sobre Carlos Vela y remate de Agirretxe en inmejorable posición y, nuevamente para decepción de la hinchada realista, fuera del marco eibarrés.

Cerca del descanso tuvo la Real su mejor opción de gol en las botas, como siempre, de un Carlos Vela que ensayó su habitual tiro desde fuera del área en parábola y el balón rondó la escuadra de Irureta.

El argentino Rulli, en otro gran partido, salvaría a su equipo en el minuto 42 de encajar el 0-1, en una intervención de cabeza con la que evitó en última instancia la vaselina de Arruabarrena,

La Real salió de vestuarios en el segundo tiempo con ganas de resolver para no verse envuelta en un enredo mayor, como ha ocurrido en anteriores encuentros, y Granero estuvo cerca de encontrar el hilo para deshacer el ovillo en un libre directo ante el que se lució Irureta.

Lo buscaba el conjunto de David Moyes y terminó encontrando premio en un afortunado remate de cabeza de Xabi Prieto, que buscaba prolongar un saque de esquina y terminó alojando el balón en la portería de Irureta.

Cambiaba el decorado del partido, el Eibar estaba obligado a buscar el empate, y si bien la iniciativa continuaba del lado blanquiazul, el Eibar asustaba en sus acercamientos y estuvo cerca de marcar en un tiro de Capa.

Los diez últimos minutos fueron un continuo acoso azulgrana a la portería de Rulli y una Real imprecisa y nerviosa por los antecedentes de puntos perdidos en el tramo final, pero el marcador permaneció inalterable porque los de Garitano no estuvieron finos en los últimos metros.