Real Madrid tiró la Liga de España: 1-1

Empate caro para el cuadro blanco: Cristiano Ronaldo se lesionó al 8' y el punto los alejó de la pelea por el títilo de la justa doméstica, en manos del Atlético de Madrid y Barcelona  

Valladolid, España

Real Madrid empató 1-1 en su visita al Valladolid y enterró buena parte de sus posibilidades de pelear por el título de la Liga española.

Con este resultado, el equipo merengue se quedó a cuatro puntos del Atlético de Madrid y a uno del Barcelona, a dos jornadas del final del torneo; es decir, el conjunto blanco prácticamente se despidió de la pelea.

Después de lo ocurrido en Valladolid, el Atlético será campeón el domingo si gana al Málaga y el Barcelona no vence al Elche.

El conjunto azulgrana, a su vez, pasó a depender inesperadamente de sí mismo. Si suma los seis puntos en los dos encuentros que le quedan será campeón, ya que el último rival será precisamente el Atlético de Madrid.

El partido, aplazado en su día, se presentó como un ultimátum para el Real Madrid, al que sólo le valía el triunfo. Y fracasó. Además, perdió a Cristiano Ronaldo por lesión.

"Quizá nos relajamos. La diferencia que existe deja casi imposible la Liga", reconoció Sergio Ramos al final del partido.

El conjunto blanco comenzó el partido relajado, como si no se jugara nada. Así, la primera gran ocasión fue para el Valladolid con un cabezazo de Javi Guerra, que se marchó ligeramente desviado.

El conjunto blanco mezcló su pasividad con la preocupación cuando, a los ocho minutos, se retiró Cristiano Ronaldo por un aparente problema muscular. La alarma sonó a poco más de dos semanas de la final de la Champions League ante el Atlético de Madrid.

Durante muchos minutos, el Real Madrid no fue capaz de juntar cinco pases seguidos y las pérdidas de balón fueron cuantiosas. Sólo Sergio Ramos y Xabi Alonso mantuvieron a flote al cuadro, mientras el Valladolid permanecía bien parado y disparando alguna contra.

A los 35 minutos, Ramos reclamó un papel estelar en ataque. Ante la ausencia de Cristiano Ronaldo, el central pidió tirar una falta y la mandó a la red. Fue la continuidad a una racha sorprendente, pues Ramos marcó su quinto gol en los últimos cuatro partidos jugados con el Real Madrid.

El tanto tuvo dos dedicatorias: primero, a su hijo Sergio, nacido el martes; y después, a Cristiano Ronaldo, a quien saludó en el banquillo.

El conjunto blanco se marchó al descanso con una nueva exhibición de pegada: marcó un gol en su único disparo entre los tres palos durante la primera parte.

Sin embargo, el Real Madrid regresó a la pereza con el inicio de la segunda parte y el Valladolid lo dominó durante un largo tramo. Y Javi Guerra tuvo una nueva ocasión con un remate de espaldas que salió fuera por poco.

Lo anunciado ocurrió a cinco minutos del final, con un tanto del colombiano Humberto Osorio que terminó de hundir a los de Carlo Ancelotti y sacó del descenso al Valladolid. Al equipo blanco le queda, ahora, centrarse en la Final de la Champions.