El Atlético elimina al Madrid de la Copa del Rey

Los 'Colchoneros' empataron 2-2 en el Santiago Bernabéu y avanzaron a los cuartos de final de la Copa del Rey, Raúl Jiménez jugó 13 minutos y 'Chicharito' fue banca 


El Atlético eliminó al Real Madrid de la Copa del Rey
El Atlético eliminó al Real Madrid de la Copa del Rey (Reuters )

Enviado, Madrid

El Atlético de Madrid se ha convertido definitivamente en la “bestia negra” del Real Madrid, al eliminarlo en los octavos de final de la Copa del Rey, en un duelo que terminó con empate a dos goles (4-2 global), y en el que los merengues fueron mejores. Raúl Jiménez entró en la segunda mitad y jugó diez minutos, intrascendente, como siempre.

Hubo ambiente de remontada en el Santiago Bernabéu, pero de nada valió ni siquiera el breve homenaje a Cristiano Ronaldo, que minutos antes ofreció su Balón de Oro a la parroquia blanca.

Pero el Atlético fue mucho Atlético, sobre todo por lo “canchero” y mañoso, una calca de su entrenador Diego Pablo Simeone en sus épocas de jugador. Y si a esto se suma que Pepe salió en una mala noche el cóctel terminó siendo letal: dos goles de Fernando Torres, que sustituyó de último momento a Mandzukic.

El “Niño” jamás había marcado al Madrid con la camiseta del Atlético y anoche lo consiguió, es verdad, por dos errores de Pepe, pero en todo caso los ventajistas aprovecharon para jalear a un jugador que en sus últimos años ha sido un fantasma en las canchas, no en vano fue suplente en el Chelsea y en el Milán.

El Madrid sabía que se la jugaba, o todo o nada, pero nunca espero ponerse abajo apenas a los 50 segundos del partido cuando Torres marcó el 0-1. A partir de ese momento los blancos fueron un huracán, pusieron el futbol, el ímpetu, las ganas, ante un rival recio, que no quiso saber nada y que se dedicó a destruir.

La recompensa le llegó a los merengues con el gol de Ramos, a los 20 minutos. El Madrid mantuvo el ritmo, el desgaste del partido, y así se fueron al descanso.

Pero el esfuerzo no fue de todos los blancos, en varios momentos del partido se pudo ver a Ronaldo y Ancelotti reclamando a Benzema ir por el balón, moverse. El francés fue la apatía blanca dentro del campo.

Al arranque del segundo tiempo la misma historia: error, ahora de Ramos, quien pasó mal e interceptó Griezman, quien dejó sentado a Pepe y disparó para vencer a Keylor Navas y poner el 1-2 al minuto 49.

Ancelotti se cansó de la lentitud del portugués y le cambió a los 59 por Varane, su sustituto natural y próximo relevo en la plantilla.

Un minuto antes, “Cholo” Simeone movió sus piezas y se daba por satisfecho: sacó a Torres y metió al centrocampista Arda Turan, un maestro en la recuperación y retención del balón.

“Chicharito” Hernández salió a la banda para calentar tras el segundo tanto del Atlético, pero Ancelotti se inclinó antes por Jesé. El canario sustituyó a James, intrascendente en el duelo. El mexicano volvió a ser ignorado por el entrenador italiano.

Más con corazón que con fútbol,  el Real Madrid empató el duelo a los 53 minutos, con tanto de Cristiano Ronaldo, pero a los blancos les traicionó el cansancio y terminaron por entregarse ante un rival que se dedicó a sobrellevar las acciones.

El Atlético de Madrid enfrentará en cuartos de final al Barcelona, el duelo de ida será en Cataluña.