El Neoclásico

Real Madrid recibe al Barcelona en el Santiago Bernabéu, un duelo al que los blancos llegan en mejor estado de forma, pero los culés son los líderes de la Liga y no han permitido goles en contra

CR7 y Messi, duelo en el Clásico
CR7 y Messi, duelo en el Clásico (Reuters)

Madrid, España

Por primera vez en cinco temporadas (2008-2009), Real Madrid llega a un Clásico siendo mejor equipo que el Barça. Ni siquiera su última versión, campeona de Europa (2013-2014), había levantado tanta sospecha. Aún en decadencia, durante la breve etapa de Martino, el Barça dominó este escenario ganando los dos Clásicos de Liga. La ida 1-0 con gol de Neymar y la vuelta, 3-4 con otra típica actuación de Messi e Iniesta en el Bernabéu. Su museo favorito.

Ambas derrotas bien digeridas por Ancelotti, son el eje de la reconstrucción post-Mourinho. El Madrid encontró esa temporada un sistema que dependía de cinco hombres. Ramos, Modric, Alonso, Di María y Cristiano. Todos ellos inamovibles en la alineación, fueron claves en el célebre décimo asalto a Europa. Se mantuvieron el central, el centrocampista y el delantero. El mediocentro se fue y el interior huyó. En su lugar llegaron Kroos y James. Discutidos hasta hace unas semanas, traicionados por el recuerdo de Alonso y Di María, parecía que su papel sería secundario.

168 PARTIDOS Han jugado Real Madrid y Barcelona, con saldo a favor de los blancos 70 victorias, mientras los culés han ganado 66. Y han igualado en otros 32.

Pero el Madrid de Ancelotti se ha vuelto tolerante. Controla sus bajos instintos y reconduce en los entrenamientos lo que solía descarrilarse en los partidos. Es un cuadro paciente. Hoy defiende con el mismo talento que ataca. En esa tarea es básico el esfuerzo de James y la reconversión de Isco. Dos jugadores que cada día amanecen más completos. Transformar el gesto tan refinado de estos peloteros sin balón, es otro de los milagros que el Madrid le debe colgar a Ancelotti.

El italiano es el empleado que mayor rendimiento saca a los millones que gasta Florentino. Ya nadie menciona a Di María. El caso de Kroos es distinto. A pesar del contraste con la vasca sabiduría de Alonso, su disciplina bávara es incuestionable. La mayor virtud del alemán aún no se ha visto del todo. Se conocerá mejor el día que por lesión o suspensión se caiga del cuadro y entonces, como sucede con los silenciosos mediocentros de su categoría, se notará el escandaloso territorio que está conquistando para el equipo.

Éstas son las diferencias que hacen del Madrid un conjunto que logró superarse a sí mismo. Su modalidad colectiva es más brillante que la del Campeón de Europa. Aunque las diferencias individuales las sigan marcando Cristiano y Benzema. En este momento, la pareja de atacantes en mejor forma del mundo. La racha de Cristiano es sobrenatural. Cumplirá 30 años en febrero estando en el mejor momento de su carrera. Un fenómeno de la ingeniería deportiva. Benzema en cambio es un artesano del gol. Supo asumir desde el segundo plano que siempre deja Cristiano, una difícil vocación. Es el jardinero fiel. Para los amantes del toque su talento es incuestionable. Para los amantes del mercado seguirá catalogado como un killer del área al que se le descose el dorsal número nueve.

20 GOLES le ha marcado Lionel Messi al Real Madrid, es el jugador que más goles ha anotado en estos partidos.


Mientras Real Madrid evoluciona, el Barça busca en su pasado los rasgos del estilo que dominó el futbol. Tiene chispazos, se parece, pero no es lo mismo. Sigue detenido en la nostalgia de su juego elitista y estilista. Por ahora funciona sostenido con alfileres a los genios de Messi e Iniesta, al todavía candidato a genio Neymar y a la voluntad que muestra Rakitic por hacernos olvidar a Xavi. Xavi por cierto, es el hombre en todo Barcelona que mejor conoce los rincones del Bernabéu. Un talismán de este santuario.

Al Barça de Luis Enrique en Liga se le conoce como el equipo de los cero goles en contra. Una estadística que no por tratarse de la Liga deja de ser estupenda. El cuadro bajo del Barça donde habitan sus peores demonios, lleva una campaña perfecta. Sin grandes relevos ha conseguido transmitir seriedad en una zona muy compleja de su historia. Bravo un portero reflexivo, es el poseedor de una marca que debe atribuirse a Mathieu, Alba, Mascherano, Alves, Busquets y en menor medida a Piqué. Shakirizado.

La concentración de sus defensores y la posesión de balón de sus atacantes mantienen invicto el cuadro. Aun así, nadie se atreve a pronosticar que la racha duré más allá de las 20:00 horas del sábado cuando termine el partido. El Madrid en el Bernabéu, es siete veces más poderoso que el PSG en el Parque de los Príncipes donde el Barça enseñó las fisuras de los equipos que no aspiran a ser el mejor del mundo.

Sin embargo, el documento de Anfield, una partitura adelante y una constitución atrás, publicó en el centro de Liverpool el estado del nuevo Clásico. La ciudad que representa el romanticismo del futbol comprobó que este Madrid, al que acusamos de galáctico, está más cerca de la tierra que el Barça de su cantera. Estamos ante el Neoclásico.

LAS FRASES

"Vamos a mantener la misma idea futbolística. Vamos a salir con la misma mentalidad de todo el año".

Luis Enrique Martínez, entrenador del Barcelona

"Hay que jugar al futbol que queremos: defender top, atacar top. Para ganar necesitamos hacer un gran partido".

Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid

EL DATO

El partido más reciente en el Bernabéu acabó con victoria para el Barcelona por 4-3, con goles de Messi (3) Iniesta (1); Benzema (2) y Cristiano (1) marcaron en dicho juego.

Real Madrid vs Barcelona

11:00 horas / Transmisión: TDN / Estadio: Santiago Bernabéu

Árbitro: Gil Manzano