Atlético dio otro golpe al Real Madrid

Raúl Jiménez y Javier Hernández tuvieron actividad en el Derbi que se llevó el cuadro colchonero por 2-1 en casa del Campeón de Europa

Madrid, España

Los delanteros mexicanos Raúl Jiménez y Javier Hernández, quien debutó, vieron acción en su primer Derbi madrileño dentro de la liga de España, pero el Atlético demostró que está lejos de abandonar la contienda por el título con el triunfo 2-1 sobre el Real Madrid, en el Santiago Bernabéu.

Aquellos que aseguraban que Diego Pablo Simeone saldría a echar el camión atrás se vieron sorprendidos con la alineación titular. El ex americanista en punta, con Mario Mandžukić, y Raúl García agregándose como tercer delantero.

Así, el argentino sacrificó al talentoso Arda Turan y al recién llegado Antoine Griezmann, quienes pintaban como opción para jugar como volante por izquierda.

Germán Burgos salió a la banca en relevo de Simeone, quien paga la suspensión por lo sucedido en la Supercopa, mucho más nervioso que Carlo Ancelotti; el italiano se mostró relajado, iba y venía a la banca a platicar con Fernando Hierro, sobre todo, después del primer gol de Tiago en un cabezazo.

Cristiano y Gareth Bale generaron las primeras acciones de peligro. Cuando el portugués se agregaba a la derecha junto al galés, el esquema rojiblanco se descomponía; acabó cayendo una falta de Siquiera dentro del área sobre el ídolo merengue, y el subsecuente cobro del penalti convertido en el empate.

Ahí se mostraron las desventajas del planteamiento del Atlético: Jiménez y Mandžukić se quedaron solos; el mexicano peleaba balones con Toni Kroos o James Rodríguez y salía perdiendo en todas, a pesar del tremendo esfuerzo físico. El croata tampoco podía hacer mucho, bajando a pelear balones en los últimos 30 metros de campo.

Cristiano fue creciendo, tomando el balón y, con la confianza que le caracteriza, empezó a encarar a los rivales; generó dos de gol para Karim Benzema, quien falló el par y se ganó los abucheos en la tribuna. Con la buena estima que le tienen los madridistas a 'Chicharito', no era un buen día para equivocarse.

Javier Hernández entró de cambio al minuto 63', en el mismo momento en el que Simeone mandó desde el palco el reemplazo de Jiménez, quien fue más desgaste que talento, esperando que Griezmann impusiera la desconexión entre medios y delanteros.

Con la entrada del francés y la de Turan, minutos antes por Gabi, el Atlético creció en oportunidades, hasta que el turco marcó el 2-1 en un gran disparo que silenció a la tribuna del Bernabéu.

Con el segundo gol de los visitantes, porque los del Atlético no se hicieron presentes en las gradas, también perdió la compostura Ancelotti; Varanne e Isco habían sido los otros dos cambios y no representaban un revulsivo en los minutos finales.

Javier Hernández pudo hacer poco, muchos centros hacia el área, pero ninguno a su alcance para un buen disparo a puerta.

Éste Atlético no juega muy bonito, ni fue dominante ante el actual campeón de Europa, pero sí efectivo y le va tomando la medida al rival más odiado, que en la semana volverá a preguntarse por Ángel Di María y Xabi Alonso.