El Real Madrid aguanta para mantener el sueño

El Madrid sufrió de más pero venció 3-2 al Valencia en la penúltima jornada de la Liga de España, con lo que aún aspira a robarle el liderato al Barcelona en la próxima fecha 

Real Madrid sigue en la pelea por el título
Real Madrid sigue en la pelea por el título (AFP)

MADRID, España

El Real Madrid, con angustia en el tramo final, sostenido por Kiko Casilla, dirigido por Toni Kroos y lanzado con los goles de Cristiano Ronaldo, se mantuvo en la lucha por el título ante un encomiable Valencia, que, con diez jugadores acogotó a su rival pero que no pudo aguar la esperanza blanca.

El Real Madrid afrontará la última jornada como segundo en la tabla y con opciones de ser campeón, pero a expensas del Barcelona.

Suele ser el conjunto valenciano un equipo dado a aguar fiestas. A romper planes. Lo hizo el pasado año, cuando obligó al Real Madrid al adiós definitivo al título, y estuvo a punto en esta ocasión también. Y es que se plantó en el Santiago Bernabeu con cuatro visitas seguidas sin perder -cuatro empates-.

Zinedie Zidane centra parte de su tiempo en calcular la gestión de esfuerzos. Se ha encontrado de tope con que los números le acompañan aún hacia el título de Liga. Pero rechaza riesgos excesivos. Luka Modric se quedó fuera. Se sumó a las bajas de Gareth Bale y del meta Keylor Navas.

Salió el colombiano James Rodríguez de inicio. Pero el equipo no lo notó. Y recuperó a Casemiro y Karim Benzema. Su influencia fue evidente.

El Valencia aguantó bien el chaparrón de los primeros quince minutos pero después empezó a sentirse a gusto con la pelota. De hecho manejó el partido. No creó peligro, pero mantuvo a raya al equipo de Zidane, centrado en evitar contratiempos mayores.

El choque tardó en agitarse veinticuatro minutos. Fue cuando llegó la primera gran ocasión de gol. Un pase filtrado de Toni Kroos a Cristiano situó al portugués de cara a Diego Alves. Al portugués le acompañaba Benzema. Pero optó por tirar. El portero brasileño ejecutó su primera gran acción.

Fue Toni Kroos el que asumió la dirección de su equipo. Sin Luka Modric el germano se apropió de los galones. Además disfruta de un buen estado de forma. El mejor del curso. Mira y orienta.

Fue un aviso. El gol llegó a continuación. Con un centro de Marcelo, que encontró al goleador blanco. Se abrió hueco Cristiano, en la frontal, y cruzó la pelota que el portero del Valencia no llegó a atajar.

En los mejores momentos del Real Madrid, con la tensión y controlada, Lucas Vázquez tuvo el segundo, de cabeza, en una acción hilvanada y un servicio de Marcelo. Alves desvió a córner.

El zurdo lateral fue de los más activos. Vio bien el carril abierto que le permitía el rival y la falta de profundidad que, por su derecha, pretendía el equipo de Pako Ayestarán.

Pero tuvo también el empate el Valencia en una indecisión defensiva de su rival. Una pérdida de balón situó a tres valencianistas solos ante Kiko Casilla. Dani Parejo lo rozó. Pero ninguno acertó a rematar a puerta vacía.

El Real Madrid sufría para sacar el balón de su campo. Pero se encontró con el segundo gol al borde del descanso. En una jugada embarullada y protestada por el Valencia, que reclamó fuera de juego de Benzema, autor del tanto. De hecho, el asistente, inicialmente, se quedó clavado en su sitio con el banderín levantado. Y el árbitro lo anuló. Los jugadores blancos advirtieron que la pelota le llegó al jugador galo por un futbolista del Valencia. Al final, el tanto subió al marcador.

La acción, aparte de ampliar la ventaja del Real Madrid, cargó con una nueva tarjeta al Valencia. El portugués André Gomes protestó mientras calentaba. Fue amonestado, y aún así Pako Ayestarán le dio entrada tras el descanso. También a Santi Mina. Una declaración de intenciones ofensiva del preparador del Valencia, que no dio por cerrado el partido a pesar de la desventaja.

Benzema tuvo el tercero nada más comenzar la segunda parte pero Diego Alves prolongó su recital. Pero una falta innecesaria de Casemiro cerca del área invitó a Parejo a ejecutar un golpe franco que repelió el travesaño.

Después un mal despeje de la defensa del Real Madrid animó el partido. Rodrigo Moreno acortó distancias con un disparo desde la frontal.

Fue Kroos determinante en el tercero, finalizado por Cristiano en una contra marca de la casa.

Parejo al palo, Alcácer y gran parada de Casilla

En plena ofensiva valencianista el Bernabeu se puso en pie para aplaudir a Arbeloa. Zidane le dio el último cuarto de hora para despedirse de su afición. Para entonces ya se había dejado notar Kiko Casilla, que intervino en tres acciones de gol, entre ellas de Parejo y Alcácer. Nada pudo hacer en el de Andre Gomes, a diez del final. Un golazo del luso que llevó la inquietud al choque, en su tramo final en manos del Valencia, que jugó con diez por la expulsión de Rodrigo.