El hombre con el que el Madrid quiere conquistar Alemania

Atraídos por el nombre del Real Madrid, miles de jóvenes se han apuntado a los cursos de cinco días organizados por el entrenador alemán

MADRID, España

Inglaterra inventó el juego, Brasil es cinco veces campeón del mundo y Argentina vive con pasión en las gradas. Pero ningún país del mundo tiene tantos jugadores de fútbol como Alemania.

Seis millones y medio de personas practican el deporte rey en alguno de sus miles de clubes por todo el país, donde además los campos de primera división se llenan semana tras semana.

Por eso, para una marca global como la del Real Madrid, Alemania es una golosina. Y nadie supo ver la oportunidad mejor que Stefan Kohfahl, un desconocido entrenador de ligas inferiores que convenció al poderoso club español para que apoyara su concepto de escuelas de fútbol.

"Hemos conquistado Alemania", asegura orgulloso a dpa este técnico alemán de 46 años. "La nuestra es una historia de éxito".

Durante el último año, Kohfahl organizó 150 "clinics" por todo el país para niños de entre siete y 14 años. Atraídos por el nombre del Real Madrid, miles de jóvenes se han apuntado a los cursos de cinco días organizados por el entrenador alemán, en los que se habla de alimentación, valores y comportamiento, pero sobre todo se juega al fútbol.

"Hemos hecho un campamento cada 50 kilómetros. El Barcelona ya no tiene ninguna opción. Alemania es del Real", afirma Kohfahl, que presume de su relación de confianza con el director general del diez veces campeón de Europa, José Ángel Sánchez.

El Real Madrid cuenta con la ventaja de no tener rivales locales. Es decir, el Bayern Múnich hace "clinics", pero difícilmente encuentra interesados en el norte del país. Y lo mismo le sucede al Bremen en Baviera.

El club español ha puesto además la imagen de Toni Kroos, uno de los campeones del mundo en Brasil 2014, detrás del proyecto.

Apoyado por su éxito en Alemania, Kohfahl exportará en breve su concepto a otros países de Europa como Austria, Suiza, Liechtenstein, Luxemburgo, Bélgica y Holanda.

Los beneficios van a parar íntegros a la Fundación del Real Madrid, asegura este graduado en ciencias del deporte. Él y los trabajadores de la empresa, que dirige junto a su esposa Nicole, reciben un salario.

"Somos una forma de generar fans, sin duda, y también una fuente de ingresos. Los proyectos en países como Honduras, por ejemplo, no dan dinero, por lo que se financia también en parte con lo que nosotros generamos. Pero también queremos exportar valores", asegura el técnico.

Kohfahl viste ahora con la indumentaria del Real Madrid y visita el palco de honor del Santiago Bernabéu, pero en 2014 su sueño de ser entrenador de la Bundesliga se marchitaba en el modesto Oststeinbek hamburgués, de la quinta división alemana.

Allí concibió el proyecto de las escuelas y se lo ofreció a varios equipos de primer nivel. Tuvo más de una respuesta positiva, pero su decisión final fue el Real Madrid.

"Los niños ya no tienen disciplina. Se ve en los clubes. Por ejemplo, jóvenes de 15 años, que juegan en la selección, que tienen ya cien ofertas, creen que ya lo han conseguido todo, y no han conseguido nada, se comportan como divas", explica.

"El nombre del Real Madrid nos da acceso a los niños. Nosotros llegamos y piensan que somos Ancelotti. Aprovechamos esa fascinación para dar un mensaje: disciplina, respeto, buena alimentación. Pero no todo puede ser psicopedagogía. Los niños se aburrirían. Lo que quieren es jugar al fútbol, medirse entre ellos", agrega.

Los mejores son premiados. Algunos de ellos viajan a Madrid y visitan la academia del club, pero nada de contratos o promesas, asegura Kohfahl. El "scouting" no forma parte de sus tareas, advierte el técnico, muy consciente de que la FIFA, que prohíbe los traspasos de jugadores menores de edad, vigila desde lo alto.