Real Madrid homenajea a su leyenda

Florentino Pérez recuerda a Di Stéfano como el jugador más grande de la historia del Real Madrid

Florentino Pérez recuerda a Di Stéfno
Florentino Pérez recuerda a Di Stéfno (AFP)

MADRID, España

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, lamentó este lunes el fallecimiento del "mejor futbolista de todos los tiempos", el hispano argentino Alfredo Di Stéfano, pero aseguró que "su leyenda sobrevivirá eternamente".

"Nos ha dejado el jugador más grande de la historia del Real Madrid y el mejor futbolista de todos los tiempos. Hoy, el Real Madrid y el madridismo repartido por todos los rincones del mundo viven una enorme tristeza y un enorme pesar", dijo el presidente del club.

"Aquel futbolista que se enfundó por primera vez la camiseta blanca un 23 de septiembre de 1953 en este estadio nos ha dejado aunque su leyenda sobrevivirá eternamente", afirmó Pérez en un emotivo discurso en el estadio Santiago Bernabéu.

El palco de honor del estadio acogerá a partir del martes la capilla ardiente del jugador, fallecido este lunes en Madrid a los 88 años tras sufrir el pasado sábado un paro cardiorrespiratorio.

"Este estadio fue su fábrica, su territorio sagrado, su casa y su vida. Y es aquí por expreso deseo suyo y de toda su familia donde le rendiremos el gran homenaje que merece", anunció Pérez.

Considerado uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, la historia de este habilidoso delantero hispano argentino no se puede desligar de la del club español, donde jugó desde 1953 a 1964.

Di Stéfano lideró al gran Real Madrid de las décadas de los 50 y 60, ganando cinco Copas de Europa consecutivas, ocho ligas españolas, una Copa Intercontinental, una Copa de España y dos Copas Latinas. Además, la 'Saeta Rubia' sumó dos Balones de Oro y cinco títulos de máximo goleador de la Liga.

"Alfredo Di Stéfano cambió la historia de este club y también cambió la historia del fútbol. Él ayudó a transformar el Real Madrid y lo convirtió en la institución deportiva más grande del mundo", afirmó Pérez.

"Fue el precursor de un sentimiento universal, con su talento y su insuperable capacidad de sacrificio. Él fue capaz de extender la pasión del Real Madrid a todos los rincones del planeta. Gracias Alfredo", añadió el presidente, que quiso expresar "respeto y admiración para este hombre de leyenda" a quien le unía una cercana amistad.

"El madridismo no te olvidará", dijo para cerrar su discurso.