Real Madrid, el líder, listo para Barcelona

Los merengues, con gol de Cristiano Ronaldo, vencieron por la mínima a un Málaga gris y apático; el próximo 23 de marzo, el equipo de Carlo Ancelotti enfrentará a los culés

CR7 marcó el tanto del triunfo
CR7 marcó el tanto del triunfo (AP)

Ciudad de México

El Real Madrid derrotó por 1-0 al Málaga y se consolidó como el único líder de la Liga española, a una semana del clásico contra el Barcelona.

El equipo dirigido por Carlo Ancelotti consiguió la victoria gracias a un solitario gol de Cristiano Ronaldo y logró alejarse así a siete puntos del Barcelona, que el domingo se enfrentará al Osasuna, y a seis del Atlético de Madridl.

El conjunto de la capital española, que ganó ocho diez de sus últimos 12 encuentros de liga, se aseguró llegar al clásico del sábado 23 ante el Barcelona con una diferencia al menos de cuatro puntos.

Por ende, el Real Madrid se mantendría por encima del Barcelona aún con una derrota en el duelo entre los más grandes de España.

El conjunto comandado por Ancelotti no brilló en el campo de juego de La Rosaleda, pero volvió a mostrarse muy firme en el posicionamiento defensivo.

Cristiano convirtió el único tanto gracias a un nuevo gran gesto individual que le permitió encontrar el hueco entre dos defensores rivales y clavar un misil en el palo izquierdo de Wilfredo Caballero a los 23 minutos de juego.

Así, el Real Madrid afrontará con tranquilidad la semana que tendrá como única "distracción" del clásico el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions ante el Schalke, donde el martes tendrá que defender como local una ventaja de cinco goles.

La única mala noticia para los madrileños fue la salida de Karim Benzema a los 31 minutos, luego de recibir un golpe desafortunado de Cristiano en uno de sus muslos.

El francés fue reemplazado por Ángel Di María, quien se convertió, en la segunda mitad, en el jugador más desequilibrante de la ofensiva blanca.

En el segundo tiempo, Isco perdonó a su ex equipo y desperdició un mano a mano claro tras una enorme jugada individual de Di María y Sergio Sánchez desvió una volea en la entrada al área y desaprovechó una chance clara para empatar el duelo.