Dortmund se quedó cerca de semifinales: 2-0

Con global de 2-3, BVB no logró la remontada ante el Real Madrid, que careció de intensidad e idea en el Signal Iduna Park

Dortmund, Alemania

A pesar del doblete de Marco Reus (24' y 37'), Borussia Dortmund se quedó en los cuartos de final de la UEFA Champions League ante un Real Madrid que extrañó de más a Cristiano Ronaldo, fuera de la vuelta por molestias musculares.

El cuadro merengue sufrió mucho más de lo esperado en un encuentro que debía ser un mero trámite, pero que se tornó en pesadilla para el equipo de Carlo Ancelotti, que presa del miedo y del nerviosismo, apenas fue capaz de retener el balón.

El partido se puso cuesta arriba desde el primer instante, y la lluvia y la presión incansable del Dortmund consiguieron lo imposible: ir a la pausa con un 2-0 a favor de los locales, un resultado que ni los más optimistas en la ciudad alemana podían augurar.

El 2-0 ofreció las emociones que parecía negar el 3-0 de la ida en Madrid, donde el Real Madrid ofreció su mejor versión. Hoy, sin Cristiano Ronaldo en el campo, mostró una pobre imagen.

Poco a poco comenzó a quedar patente que el Real Madrid no conseguía tener el balón, limitándose a jugar al contragolpe.

Sin embargo, un penal en el minuto 17 por mano de Piszcsek, tras centro de Fabio Coentrao, parecía poner fin a las ilusiones alemanas. El argentino Ángel di María disparó a la izquierda del portero del Dortmund, Roman Weidenfeller, quien le adivinó la intención y evitó el que habría sido un gol definitivo para la eliminatoria.

Un minuto después, Henrik Mkhitaryan a punto estuvo de adelantar al Dortmund tras un pase de Robert Lewandowski a Marco; Reus, quien se asoció con su compañero armenio, al que le faltó puntería.

A partir de ahí, las oportunidades del BVB se fueron sucediendo, hasta que Marco anotó el primer tanto del encuentro en el minuto 24 tras un grave error de Pepe, que cedió hacia atrás de cabeza a Iker Casillas. El portero se quedó a media salida, dejando en bandeja el gol a Reus, un puñal para la defensa del equipo blanco.

La siguiente situación de peligro llegó tras falta peligrosa de Xabi Alonso, quien le valió tarjeta amarilla por dura entrada sobre Reus en el minuto 31. El centro lo remató de cabeza Mats Hummels, pero despejó Casillas, el jugador clave del partido para el Real Madrid.

Bajo intensa lluvia, un Real Madrid desorientado necesitó la pausa para reorganizarse. Ancelotti decidió sacar a Isco por Illarramendi para intentar controlar el partido y comenzó a crear situaciones peligrosas.

Karim Benzema estuvo cerca de descontar en el minuto 60 tras regatear al portero; sin embargo, con toda la portería para marcar, Hummels consiguió arrebatarle la pelota con una limpia entrada.

Poco después, Mkhitaryan falló un gol clarísimo que acabó saliendo por el poste izquierdo tras pase de Reus. El armenio, lejos de amilanarse, volvió a disparar poco después, pero despejó Casillas.

El Real Madrid se atrincheró, y en el minuto 70 un centro de Grosskreutz a Reus volvió a convertir en protagonista a Casillas. El equipo español volvió al nerviosismo de la primera mitad y empezó a contar los minutos para el fin de su pesadilla.

No hubo más, Dortmund se fue con la cabeza alta, después de ponérselo difícil al Real Madrid a pesar de jugar con bajas importantes en su equipo como Gündogan, Bender, Subotic, Schmelzer y Blaszczykowski.

El miércoles, Atlético de Madrid vs Barcelona y Bayern Munich vs Manchester United (ambos en el global 1-1) dirimirán a los que acompañarán a Chelsea (eliminó a París Saint Germain 2-0, global 3-3) y los blancos.

El sorteo de las semifinales de Champions League se llevará a cabo el próximo 11 de abril.