La “Bestia Negra” está herida

El Real Madrid sueña con la final de la Champions League tras vencer al Bayern Munich en casa, un gol de Benzema bastó para contrarrestar el dominio alemán

MADRID, España


El Real Madrid se atrincheró anoche en el Santiago Bernabéu y apeló a su poderoso contragolpe para vencer 1-0 al Bayern Münich, un resultado que si bien sabe a poco lo más importante es que el equipo de Carlo Ancelotti podrá viajar a Alemania con la tranquilidad que significa no haber recibido gol.

El público de la Champions en el Bernabéu es diferente al de la Liga y ayer volvió a quedar demostrado, hubo más presión desde la grada hacia el actual campeón de Europa, que pese a sacar a su cuadro de lujo fue incapaz de marcarle a un equipo merengue que incluso pudo marcar dos goles más, ambos también a la contra.

El Madrid fue una sombra en la ofensiva, Cristiano Ronaldo finalmente reapareció pero como si no hubiese estado, fue incapaz de inquietar el arco de Neur aunque es verdad que le sacó al portugués un disparó. En la segunda mitad Ancelotti se dio cuenta de que su delantero estaba incluso cansado y le retiró del partido.

Más bien los blancos tiraron de la solidaridad y del coraje, sobre todo en el medio campo donde Xabi Alonso tuvo que ser ayudado varias veces debido a la presión del Bayern.

Guardiola desde la banda fue un espectáculo aparte. Gritos, ademanes, escupitajos y posiciones de todo tipo, incluso con una rodilla sobre el césped fue el repertorio de Pep en plena histeria por la impotencia de no conseguir un gol pese a dominar prácticamente todo el encuentro.

Y es que, sin embargo, el actual campeón de Europa no tuvo fácil el acceso al área de Iker Casillas, aunque tuvo una vía por la banda izquierda donde Carvajal sufrió mucho con Ribery y Alaba, falto de la ayuda de Di María, mientras que por el costado de Robben, Coentrao volvió a demostrar su disciplina para frenar al holandés y, de paso, callar bocas a la prensa local por el simple hecho de que José Mourinho le fichó. El carrusel de centros y de amenazas acabó en continuos saques de esquina que la defensa blanca defendía con acierto.

El Madrid marcó a los 19 minutos, fue la primera llegada de los blancos en una acción por la banda precisamente de Coentrao, el portugués centró para que Di María simplemente empujara el balón para vencer a Neur.

El campeón de la Bundesliga, más agobiado en los minutos finales del primer tiempo, donde dejó espacios peligrosos, no las tuvo tan claras, pero pisó con peligro el área madridista de forma siempre muy amenazante, marchándose a los vestuarios sin premio, pero tampoco sin más castigo.

La segunda mitad fue más de lo mismo, el Bayern presionando y el Madrid esperando para la contra. Salió Ronaldo e ingreso Bale, pero fue un cambio tardío ya que las pocas oportunidades que tuvo el galés dio más sensación de peligro que el portugués.

Guardiola respondió y metió a Javi Martínez, Göetze y Müller, pero el equipo se desordenó y terminó jugando al pelotazo. Pese a todo, el ex del Dortmund (Göetze) tuvo la más clara, pero Casillas le negó a Guardiola aumentar su racha en el Bernabéu.

El próximo martes se definirá la eliminatoria en el Allianz Arena, donde el Real Madrid jamás ha ganado. De hecho, la prensa local considera que el 1-0 sabe a poco y que seguramente los blancos lo pasarán muy mal ante el Bayern Münich, un equipo que si por algo se caracteriza es que siempre anota en su estadio.

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Pepe (Varane, min.73), Ramos, Coentrao; Di María, Xabi Alonso, Modric, Cristiano (Bale, min.73); Isco (Illarramendi, min.81) y Benzema.

BAYERN DE MÜNICH: Neuer; Rafinha (Javi Martinez, min.66), Boateng, Dante, Alaba; Lahm, Schweinsteiger (Müller, min.73); Robben, Kroos, Ribery (Göetze, min.72); y Manduzkic