Real Madrid sufre su segunda derrota consecutiva

El equipo merengue cayó por 2-1 el cuadro de Nervión y se alejó de la cima de la Liga de España

Jugadores de Sevilla festejan el triunfo
Jugadores de Sevilla festejan el triunfo (Reuters)

SEVILLA, España

El Real Madrid entra en una aguda crisis al perder por 2-1ante un serio y muy efectivo Sevilla y cosechar su segunda derrota seguida, porprimera vez esta campaña y tras el palo que se llevó en el 'clásico' ante elBarcelona, con lo que pierde gas en su lucha por la Liga al quedar a trespuntos del Atlético y a dos del equipo azulgrana.

El Sevilla, muy certero, aprovechó muy bien sus pocasocasiones con un doblete del colombiano Carlos Bacca, hizo un partido muycompleto, sobre todo en defensa, y remontó con el 2-1 en el segundo tiempo elgol inicial de Cristiano Ronaldo enlazando su sexto triunfo en liga por primeravez en toda su historia y acercándose a la 'Champions'.

Definitivamente sin Sergio Ramos, a quien los comités no lequitaron la sanción tras ver la roja en el 'clásico', y sin el argentino ÁngelDi María, también sancionado, el Real Madrid llegó a Sevilla más obligado aganar que nunca en su pugna por el liderato.

Los sustituyeron el francés Raphael Varane y AsierIllarramendi, en vez de 'Isco' Alarcón, pues Carlo Ancelotti optó por dar másconsistencia al medio campo. La exigencia para los merengues era máxima: nopodían ceder un ápice en esa lucha sin cuartel y, además, debían hacer olvidarel palo de la derrota por 3-4 frente al Barça.

El Sevilla, con el temor de que las quejas arbitrales delReal tras el 'clásico' le pudieran afectar y sin los lesionados Carriço,Cristóforo y Cheryshev, más la baja de última hora del lateral luso Diogo,salió con Reyes, el croata Rakitic y el bosnio Marko Marin como tridenteofensivo, y arriba el colombiano Bacca, su estilete.

Con los de Unai Emery más precavidos y el Madrid llegandofácil, la primera opción fue un tiro a los 50 segundos del argentino Fazio,pero los de Chamartín pronto hallaron una autopista hasta Beto.

Los de Ancelotti, dominadores absolutos en los comienzos,crearon hasta cuatro ocasiones claras: una del galés Bale y por tres veces elfrancés Karim Benzema, hasta que un minuto antes del primer cuarto de hora suaplastante superioridad les dio sus frutos.

El portugués Cristiano Ronaldo, verdadera 'bestia negra' delos sevillistas, logró el 0-1, su decimosexto gol ante el Sevilla, de faltadirecta al borde del área, tras desviar el balón Bacca y ponérselo imposible aBeto. Pero los andaluces, aun sin encontrarse nunca cómodos, replicaron a loscinco minutos y en una rápida contra empataron 1-1 con gol de Bacca.

El Sevilla mejoró algo, pero siguió nervioso y muyvulnerable atrás ante un Real Madrid que dominaba la parcela ancha con elcroata Modric y, sobre todo, con Illarra y Xabi Alonso, omnipresentes, parabuscar la verticalidad de sus puntas de lujo.

Con los hispalenses multiplicándose para frenar lasembestidas madridistas -sólo tuvieran una ocasión más, de Reyes, antes deldescanso-, el Madrid tuvo constancia y rozó el gol en ocasiones de Illarra yBale, y sobre todo en tres claras de Ronaldo, muy activo.

Pero el artillero luso se topó siempre con paradones de sucompatriota Beto, en una falta y un fuerte disparo desde el borde del área, yen especial en otro tiro que estrelló en el palo derecho a dos minutos deldescanso, quedando el balón botando en la misma línea hasta que lo despejó 'inextremis' Nico Pareja.

El Real Madrid perdonó en exceso en la primera mitad y, trasel descanso, el Sevilla salió con un planteamiento de mayor contención pero sinrenunciar a mirar al área del exsevillista Diego López sólo cuando podía, concuentagotas porque no tuvo más remedio que vaciarse en la presión, pues los deAncelotti apretaron de lo lindo.

A los diez minutos, una internada de Marcelo en el áreaestuvo muy cerca del 1-2, pero su pase franco a Ronaldo lo salvó Fazio. Losmadridistas buscaron el gol de todas las formas, pero no hallaron vías claras,le faltaron ideas ante un Sevilla más sólido, mejor situado y que tiró deorgullo, pero que defendió demasiado atrás.

El Madrid abusó del balón aéreo y los centros al área sinventaja para sus rematadores. Entró Isco por Illarra para buscar más claridad,pero cuando más apretaba llegó una contra llevada por el croata Iván Rakitic,que dio un genial pase al colombiano Bacca para que marcara el 2-1, su segundotanto en el choque, a los 72 minutos.

Esto trastocó los planes al Real, lo descolocó por completoal verse sin recursos e impotente. Ronaldo sacó su raza a los dos minutos y lointentó con un tiro cruzado que despejó Beto, inmenso toda la noche, igual quesu aguerrida defensa, y el Sevilla, con un fútbol muy intenso y presionante,gozó de algún contragolpe más y aguantó bien los ataques a la desesperada de undesacertado Madrid.