Real Madrid despide a Benítez; Zidane lo sustituye

El frencés, hasta ahora técnico del filial del Real Madrid, fue nombrado este lunes nuevo entrenador del equipo blanco tras el cese de Rafael Benítez

Zinedine Zidane
Zinedine Zidane (AFP )

MADRID, España

Es oficial, este lunes el Real Madrid anunció la destitución de Rafael Benítez como director técnico, para ceder su lugar al ex astro del club, Zinedine Zidane, quien dirige actualmente a la filial de la segunda división conocida como Real Madrid Castilla.

Los portales de los diarios deportivos Marca y As, los dos principales de la capital española en la materia y que cuentan con información de primera mano del club blanco, tienen como su noticia principal el despido de Benítez ya como un hecho, luego de que el presidente del equipo, Florentino Pérez, convocó a la junta directiva para una reunión extraordinaria, presuntamente para tratar el particular.

La cadena de radio Cope fue la primera en dar a conocer la noticia y en su sitio de Internet publica una nota en la que acredita al periodista Paco González la información, la cual añade que Santiago Solari sería el segundo de Zidane en el banquillo merengue.

Benítez llegó esta temporada al Real Madrid en sustitución de Carlo Ancelotti, luego de una campaña en la que el conjunto capitalino se fue en blanco. Un año antes, el técnico italiano los condujo a la conquista de su anhelada décima Liga de Campeones de Europa y al título de la Copa del Rey, nada menos que con victoria en la final sobre su acérrimo rival, el Barcelona.

Benítez venía de dos temporadas al frente del Napoli, en las que capturó la Copa de Italia en la campaña 2013-14 y la Supercopa de Italia en la 2014-15, aunque en la Serie A se ubicó en la tercera y quinta posición, respectivamente.

El Real Madrid marcha tercero en la liga española con 37 puntos, producto de 11 victorias, 4 empates y 3 derrotas, a dos unidades del Barcelona y a cuatro del líder general, Atlético de Madrid. El domingo el conjunto merengue desaprovechó la oportunidad de alcanzar al Barsa y acercarse al Atlético, luego de empatar 2-2 en Valencia por la 18va fecha, resultado que habría colmado la paciencia de Pérez, quien ya se encontraba muy a disgusto con Benítez desde la humillante goleada sufrida en el Clásico del pasado 21 de noviembre ante los azulgranas, por 4-0 en el Santiago Bernabéu.

En la Liga de Campeones, Benítez guió al Madrid al primer lugar del Grupo A con paso invicto de cinco victorias y un empate, con 16 puntos, por delante del París Saint-Germain. En los octavos de final se medirá con la Roma, en una serie en la que, al menos en el papel, el cuadro español es amplio favorito.

Sin embargo, Benítez cometió otro pecado capital en la Copa del Rey al alinear de manera indebida al ucraniano Denis Cherysev en el juego de ida de los dieciseisavos de final, ante el Cádiz, por lo que la Real Federación Española descalificó al club madridista, sanción ratificada días después por el Tribunal Administrativo del Deporte.