Raúl Jiménez reacciona 469 días después

El delantero mexicano anotó tras 12 juegos sin hacerlo, se estrenó en Champions y duplicó la cuota de goles que llevaba tras un año y tres meses en suelo europeo

Jiménez celebra uno de sus goles ante el Astana
Jiménez celebra uno de sus goles ante el Astana (Facebook: Benfica)

Ciudad de México

El 13 de agosto del año pasado, Raúl Alonso Jiménez se despedía de sus familiares, amigos y aficionados en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; entre las maletas cargaba toda la ilusión de poder encontrar el éxito en su aventura por Europa, concretamente, con el Atlético de Madrid, que en ese entonces se había hecho con los servicios del otrora atacante americanista.

Sin embargo, el ariete de 24 años ha tenido un complicado paso en su travesía, pues luego de una temporada con el club colchonero, donde el técnico Diego Simeone le dio la oportunidad de jugar en 29 encuentros, apenas pudo anotar un gol.

Poco a poco fue relegado al banquillo de suplentes, incluso llegó a presenciar varios encuentros desde las tribunas del Estadio Vicente Calderón; era innegable que el mundialista en Brasil 2014 no vivía su mejor momento.

Al término de la pasada temporada surgió una nueva oportunidad para reivindicarse y volver a tomar confianza, luego de que el Benfica pagara la mitad de su carta y lo contratara por un periodo de cinco años; pasaron tres jornadas de liga para que anotara su primer gol, después, se volvió a apagar.

Previo al duelo de hoy en la Champions League entre las 'Águilas' y el Astana, habían transcurrido 469 días, en donde Jiménez había logrado anotar únicamente dos goles, es decir un tanto cada 234 días.

El de Tepeji del Río duplicó esa renta y ayudó a rescatar el empate en suelo kazajo, dos goles que más que decorar la fría estadística que le acompaña, le ayudarán para retomar la confianza, ya que fueron sus dos primeros tantos en la competencia de clubes más importante del mundo.

Un año, tres meses y 12 días después, parece que el olfato goleador del novel delantero ha vuelto, quien en los cotejos venideros tendrá que confirmar que no se trató de una simple coincidencia.