Raúl Gudiño va a préstamo al Madeira

El guardameta mexicano, que en 2014 salió de Chivas para ir al Porto en calidad de préstamo, ahora defenderá la camiseta del Unión Madeira de Portugal

Guadalajara

Se llegó el tiempo de que Raúl Gudiño encare un nuevo reto en su carrera. El joven guardameta mexicano, que en 2014 salió de Chivas para ir al Porto en calidad de préstamo, ahora defenderá la camiseta del Unión Madeira de Portugal.

Gudiño irá al Madeira en calidad de préstamo y con la intención de sumar minutos en el máximo circuito del futbol lusitano, pues en el Porto se encontraba por detrás de Iker Casillas, José Sá y Helton en las opciones para defender el marco de los dragones. 

El pase de Gudiño pudo realizarse debido a que el Madeira necesitaba un nuevo cancerbero tras la lesión de André Moreira, quien sufrió un daño en los meniscos que lo alejará de las canchas por varios meses. 

Fue apenas en enero cuando el Porto renovó el contrato de Raúl Gudiño. Originalmente, el cancerbero llegó a los Dragones sólo por diez meses, pero su calidad y buenas actuaciones con el Porto B, le valieron para que el club portugués comprara su carta de manera definitiva al Guadalajara en el 2015.

El canterano rojiblanco salió de Chivas en agosto de 2014 y uno de sus máximos logros es el subcampeonato del mundo sub 17. A sus 19 años, Raúl ya puede presumir que es el segundo cancerbero mexicano en jugar en Europa, sólo por detrás de Guillermo Ochoa.

Gudiño formó parte del equipo mexicano campeón del Preolímpico de Concacaf de 2015. Aunque fue suplente de Gibran Lajud, el tapatío figura como una buena opción para defender la portería mexicana en los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016.

De lograr su debut con el primer equipo del Madeira, sería la primera experiencia de Gudiño en Primera División, pues con Chivas sólo jugó en las categorías juveniles y con el Porto estuvo defendiendo la meta del conjunto B. 

Gudiño es el segundo mexicano que cede el Porto, pues Diego Reyes dejó a los Dragones en julio pasado para unirse a las filas de la Real Sociedad. Tanto Raúl como Reyes fueron prestados sin opción a compra.