Blatter pide que acaben los actos racistas

En las últimas 48 horas se dieron dos los actos racistas, el lunes Arrigo Sacchi declaró que en Italia habían muchos extranjeros, ayer en el partido ante el PSG y el Chelsea un grupo de aficionados londinenses impidieron la entrada de una persona al metro

Blatter en la final de la Copa de Asia
Blatter en la final de la Copa de Asia (Reuters)

PARÍS, Francia

La FIFA y el mundo del futbol, han rechazado los episodios racistas que se suscitaron en las últimas 48 horas, con aficionados del Chelsea en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones frente al PSG.   

El martes, horas antes del partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones que enfrentó al París Saint-Germain y al Chelsea (1-1), un grupo de aficionados del club londinense impidieron con empujones que un ciudadano negro pudiese entrar en el metro parisino.

"Somos racistas y así nos gusta ser", gritan los aficionados posteriormente, según un video filmado por un testigo y publicado por el diario británico The Guardian.

El presidente de la FIFA Joseph Blatter fue uno de los primeros en reaccionar ante estos hechos: "Condeno las acciones de un pequeño grupo de aficionados del Chelsea en París. El racismo no tiene cabida en el fútbol", tuiteó.

Hasta el Chelsea criticó el comportamiento de sus hinchas. "Este tipo de comportamiento es abominable y no tiene cabida en el fútbol ni en la sociedad", aseguró el club londinense en un comunicado, añadiendo que ayudará a las autoridades a esclarecer lo sucedido.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo que las imágenes eran "muy alarmantes y preocupantes".

"Obviamente es una falta potencialmente delictiva y estoy seguro de que la policía francesa estará examinándolo muy seriamente", explicó Cameron, que se mostró seguro de que "la policía británica prestará toda la ayuda posible" y que "el Chelsea cooperará plenamente". "Son asuntos muy serios", sentenció.

Por otra parte, un hincha del Chelsea que viajaba en el vagón donde se produjeron los hechos, acusó a la prensa de magnificar lo ocurrido.

"El vagón estaba lleno e intentó entrar por la fuerza. Fue muy agresivo, empujando. Empujarlo fuera a él fue como un acto en defensa propia", dijo Mitchell McCoy a la radio LBC.

El hincha explicó que impidieron entrar a otras personas en otras estaciones y negó haber oído cantos racistas, sólo uno que acusa al defensa John Terry de serlo.

La Fiscalía de París anunció este miércoles la apertura de una investigación por "violencia voluntaria por razón de la raza en un medio de transporte colectivo", informó una fuente judicial.

La policía francesa trabajará con la británica con el fin de identificar a los agresores. Scotland Yard aseguró que toma "muy en serio" lo ocurrido y que colaborará con las autoridades galas.

La Federación Inglesa (FA) también condenó "este comportamiento vergonzoso que constituye una infracción criminal por la que sus autores deben ser severamente castigados" y aseguró que apoyará a los clubes que expulsen de sus estadios a lo hichas con este tipo de actitudes racistas.

La difusión de las imágenes ha creado una gran polémica en las redes sociales.

En Twitter, el exinternacional Gary Lineker calificó el comportamiento de los hinchas de "nauseabundo, bochornoso, estúpido, vergonzoso".

El lunes también se suscitó otro episodio de racismo, fue por parte del ex seleccionador Arrigo Sacchi, quien declaró durante la entrega de los premios en Montecatini Terme, que en Italia había muchos jugadores extranjeros.

Un miembro del gabinete italiano criticó las declaraciones, y el presidente de la FIFA escribió en sus cuentas sociales que "El orgullo y la dignidad no son una cuestión del color de la piel. Consternado por los comentarios de Arrigo Sacchi. ¡Basta ya!".