Violencia obliga a suspender otro encuentro en el futbol argentino

Los incidentes entre los simpatizantes locales y la policía obligaron hoy a suspender el encuentro en el que Racing Club vencía por 1-0 a Godoy Cruz, en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

La policía intentando contener a la barra
La policía intentando contener a la barra (Tomada de Twitter de @milo0o1)

A los 25 minutos del primer tiempo, los simpatizantes locales comenzaron a arrojar piedras al campo de juego y el árbitro Germán Delfino determinó que no había garantías para continuar el juego.

"El partido se suspendió porque no paraban de tirar piedras. No hay manera de controlar a la gente que está en las tribunas. La policía nos dijo que rompieron todos los baños. Tiraron azulejos", explicó el colegiado.

Al momento de la suspensión, Racing Club se imponía por 1-0 con un tanto convertido por Diego Milito, de penalti.

A pesar de que ambos clubes querían continuar el encuentro mañana sin público, la AFA determinó que debe analizar la situación en sesión de Comité Ejecutivo y luego poner una nueva fecha para su reanudación.

Esta suspensión se da en un contexto donde hay un debate público sobre la vuelta de los simpatizantes visitantes a los estadios del futbol argentino.

Mientras que el partido gobernante sostiene que hay garantías para determinar un progresivo retorno de los visitantes, la oposición afirma que todavía no hay garantías y que se trata de una propuesta "oportunista" por las elecciones presidenciales del próximo 25 de octubre.