Quédense en casa: Blatter a los que no quieren el Mundial en Rusia

El presidente de la FIFA, aconsejó hoy a los políticos que quieren boicotear el Mundial de Rusia en 2018 que se queden en casa

Blatter anunciando a Rusia como sede de la Copa del Mundo 2018
Blatter anunciando a Rusia como sede de la Copa del Mundo 2018 (EFE)

MOSCÚ, Rusia

El presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, aconsejó hoy a los políticos que quieren boicotear el Mundial de Rusia en 2018 que se queden en casa, al reunirse con el líder ruso, Vladímir Putin.

"Si algunos políticos no están especialmente contentos (...), yo siempre les digo: 'Quedaros en casa y nosotros con Rusia organizaremos el mayor Campeonato Mundial de futbol'", dijo Blatter, citado por medios locales.

Blatter, que se reunió con Putin en Sochi (mar Negro), destacó que en 40 años de trabajo en la FIFA nunca vio un país organizador que cumpliera con tanta exactitud los plazos de preparación del Mundial como en el caso de Rusia.

"No es sólo que su preparación cumpla con los planes anunciados, sino que los adelanta. Su comité organizador y usted personalmente merecen todos cinco estrellas en lo que se refiere a la organización del campeonato", dijo.

Blatter resaltó que "en Brasil, Sudáfrica, Corea del Sur y Japón, incluso en Alemania hubo problemas. Aquí todo va fantástico, así que problemas ninguno".

"Ahora, la situación económica es difícil, pero ésta puede ser superada. Ya se han recortado los gastos. Necesitamos una organización de cinco estrellas, pero no en todas partes debe haber hoteles de cinco estrellas", precisó.

Destacó que Putin ha dado pasos en los últimos tiempos hacia Europa como Turquía y Grecia, "por lo que Rusia no es un país aislado".

Blatter siempre se ha mostrado muy crítico con aquellos que llaman al boicot de la Copa Mundial que Rusia organizará en 2018, aduciendo que esa decisión "nunca tendrá efectos positivos".

Por su parte, el jefe del Kremlin prometió que el Mundial de Rusia no defraudará a nadie, ni a la FIFA ni a los aficionados de todo el mundo.

"Tuvimos unos Juegos Olímpicos el pasado año. Ahora, Rusia encara la gran, sino enorme, misión de organizar el Mundial de Fútbol en 2018. Ésta competición no tienen nada que envidar por su magnitud a unos Juegos Olímpicos de Invierno", comentó.

El ministro de Deportes, Vitali Mutkó, aseguró hace unos días que el coste de la construcción y reforma de los doce estadios para el Mundial de Rusia 2018 se disparará un 30-40 por ciento debido a la depreciación del rublo.

Además, el Gobierno ruso anunció el sábado que la FIFA ha dado el visto bueno para la reducción del aforo del estadio Luzhnikí, que acogerá en 2018 la final del Mundial, de 89 mil a 81 mil asientos.

En estos momentos, el presupuesto para el primer Mundial que se celebrarán en territorio ruso asciende a 664.100 millones de rublos (casi 10.000 millones de dólares).

La mitad de ese monto se dedicará a la construcción de infraestructuras de transporte -aeropuertos y carreteras-, y un tercio a la construcción de estadios y otras instalaciones deportivas.