FIFA pide a Qatar un informe sobre las condiciones laborales del país

La entidad Qatarí deberá entragar un informe con los avances y resultados en materia de seguridad laboral

Trabajadores en Estadio de Qatar
Trabajadores en Estadio de Qatar (AP)

Zurich, Suiza

Se ha pedido al Supreme Committee for Delivery and Legacy (Comité Supremo de Organización y Legado del Mundial de Qatar) que presente a la FIFA antes del próximo 12 de febrero un informe detallado sobre las mejoras realizadas en Qatar en materia de condiciones laborales, así lo ha solicitado Jérôme Valcke, Secretario General de la FIFA, mediante un escrito.

El máximo organismo de futbol deberá recibir datos concretos sobre las medidas de seguridad adoptadas desde la visita del mandamás Joseph Blatter a Doha en noviembre del año pasado, dichas medidas deberán estar encaminadas concretamente a la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores de la justa mundialista de 2022.

En diciembre de 2013, el Comité Ejecutivo de la FIFA volvió a encomendar al Presidente de la FIFA que prosiguiera con las conversaciones sobre la protección de los derechos laborales en Qatar con los diferentes actores involucrados y, en especial, que aclarara las responsabilidades de las diferentes partes implicadas (el Estado de Qatar, las empresas presentes en este país, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Confederación Sindical Internacional y la FIFA), lo cual ya se ha producido. En este sentido, durante las últimas semanas y por mandato de la FIFA, Theo Zwanziger se ha reunido en varias ocasiones con organizaciones pro defensa de los derechos humanos y laborales, como por ejemplo Amnistía Internacional o la OIT, con el fin de perseverar en el diálogo entre los distintos grupos de interés y llegar a un acuerdo sobre la forma de proceder.

La aplicación de las convenciones internacionales es un principio intrínseco a la FIFA y a todas sus actividades, y se espera lo mismo por parte de todos los organizadores de sus torneos. La FIFA está profundamente convencida del poder que el Mundial de Qatar puede ejercer como plataforma de promoción de cambios en la sociedad, entre los que se cuentan las mejoras en los derechos y las condiciones laborales de los trabajadores extranjeros.

"Nos encontramos en un proceso que lo único que busca es mejorar la situación de los trabajadores en Qatar —comentó Theo Zwanziger—. Lo que queremos es contar con una normativa clara y unas medidas que creen la confianza necesaria y que garanticen que la situación, que ahora mismo es inaceptable, mejore de forma sostenible". Después del 13 de febrero, dicho proceso continuará para acabar en un informe que se presentará al Comité Ejecutivo de la FIFA en su sesión del 20 y 21 de marzo.