Qatar desmiente cualquier "irregularidad" en atribución del Mundial-2022

The Sunday Times publicó este domingo que posee miles de correos electrónicos y documentos diversos en relación con presuntos pagos efectuados por Mohamed Bin Hammam

Sepp Blatter
Sepp Blatter (AP)

DOHA, Qatar

Qatar negó con vehemencia este domingo cualquier irregularidad en la atribución del Mundial-2022 de futbol en respuesta a las acusaciones del Sunday Times sobre el pago de sobornos por un exresponsable catarí para asegurarse apoyos a la candidatura de su país.

"Tras artículos en la prensa de hoy, negamos con vehemencia todas las alegaciones de mala conducta", escribe el Comité de candidatura de Qatar, en un comunicado.

The Sunday Times publicó este domingo que posee miles de correos electrónicos y documentos diversos en relación con presuntos pagos efectuados por Mohamed Bin Hammam, exresponsable del fútbol catarí y miembro ejecutivo de la FIFA para Catar hasta 2012, cuando fue condenado por corrupción.

Los documentos vendrían a demostrar que Bin Hammam, que también era presidente de la Confederación Asiática, se servía de cajas negras para pagar en metálico a personalidades eminentes del futbol internacional con el fin de obtener un apoyo masivo a la candidatura de Catar.

El Comité de Qatar advirtió que tomaría "todas las medidas necesarias para defender la integridad de la candidatura" y que sus abogados "están examinando la cuestión".

También han afirmado que el emirato obtuvo la organización del Mundial-2022 "porque era la mejor oferta y hace tiempo que Oriente Medio debería haber organizado su primer Mundial".

El comité dice que siempre ha velado "al más alto nivel por la ética y la integridad de su candidatura" y aseguró que Bin Hammam "no jugó ningún papel oficial o oficioso" en su estructura.

"Como era el caso de todos los otros miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA, nuestro equipo tuvo que convencer a Bin Hammam de las bondades de nuestra oferta", añade la organización catarí.

El comité también se mostró dispuesto a cooperar sin reparos con la investigación que realiza el exfiscal estadounidense Michael Garcia. Según los catarís "toda investigación concluirá que Catar obtuvo el derecho a organizar el Mundial con honestidad".