Las protestas de Greenpeace en los deportes

Los activistas ecológicos de Greenpeace han desplegado mensajes en contra de las empresas Gazprom mayor extractor de gas natural en el mundo y Shell empresa de hidrocarburos anglo-neerlandesa que tiene intereses en el sector petrolífero

Ciudad de México

El martes 1 de octubre en un encuentro correspondiente al Grupo F de la UEFA Champions League, se desplegó un lienzo apenas arrancar el encuentro en el Estadio  St Jakob Park, cuando el FC Bases de Suiza recibía al Schalke 04.

La pancarta gigante que salió desde el techo del estadio iba en contra de la empresa rusa de gas y petróleo, Gazprom, un patrocinador del Schalke y de la Champions.

Días antes, el 18 de septiembre, 30 activistas de Greenpeace que protestaban por la extracción de petróleo en el Ártico frente a una plataforma de Gazprom, además de dos periodistas que fueron detenidos y se les dictó prisión preventiva. La acción ocurrió en Rusia sede de esta empresa que es el mayor extractor de gas natural en el mundo y la mayor compañía de aquel país.

Esta mañana en la conferencia de prensa del Real Madrid en Dinamarca salió una pancarta con el lema de "Salva el Ártico, tarjeta roja a Gazprom", pasados unos segundos fue desplazada detrás de la publicidad por personal del club del Copenhagen, aunque el logo de Greenpeace se pudo ver durante toda la rueda de prensa.

En un comunicado de la organización mundial se puede leer "Que una petrolera verdaderamente irresponsable como Gazprom sea centro de atención de un evento deportivo de estas características es una afrenta tanto al deporte como al medio ambiente", señaló en el escrito Jon Burgwald, quien responsable de la campaña del Ártico de Greenpeace en Dinamarca.

Para estos incidentes la UEFA ha decidido accionar el procedimiento disciplinario pertinente por "organización insuficiente" (artículo 16.1 del Reglamento Disciplinario de la UEFA). El caso es tratado por el Comité de Control y Disciplina de la Unión de Asociaciones Europeas de futbol.

La organización ambientalista ya ha realizado protestas similares durante en la F1, los activistas de Greenpeace eludieron la seguridad en el Gran Premio de Bélgica, cuyo principal auspiciante es Shell, escalaron el techo de la tribuna opuesta al palco de los invitados VIP de la compañía petrolera, y desplegaron un cartel con la leyenda “¿Petróleo en el Ártico? Shell NO”. De esta manera, los activistas le exigieron a la empresa que abandone sus planes de realizar perforaciones en el Ártico.