Príncipe Ali ayudará a Concacaf y Conmebol si es presidente de FIFA

El candidato a la presidencia del máximo organismo del futbol rechaza el "castigo colectivo" interpuesto a algunas confederaciones y ofrece su ayuda en caso de ser el sucesor de Blatter

Ali Bin Al Hussein anunció su intención de postularse a la presidencia de la FIFA
Ali Bin Al Hussein anunció su intención de postularse a la presidencia de la FIFA (AP )

Ciudad de México

El candidato a la presidencia de la FIFA, príncipe Ali Bin Al Hussein, de Jordania, calificó de "castigo colectivo" la decisión de la entidad de cortar el financiamiento a la Concacaf y la Conmebol por malos manejos individuales y les ofreció su ayuda en caso de ser elegido.

En rueda de prensa en Ginebra en la que expuso su programa de trabajo para el primer año de su mandato, se mostró "absolutamente en contra" del "castigo colectivo impuesto a las asociaciones por culpa de algunos cuantos".

"Cuando la gente está pasando momentos difíciles es ahí cuando FIFA debe ayudarlos y eso es precisamente lo que voy a hacer desde el primer día si soy elegido", señaló.

Ali reconoció que "tanto la Concacaf como la Conmebol han estado bajo fuerte presión (...) tengo fé en que quieren hacer un cambio no solamente a nivel regional sino también en la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) y los apoyaré en este proceso".

Expertos han puesto en tela de juicio el hecho de que FIFA decidió tomar dichas acciones a tres semanas de que se lleve a cabo la elección del sucesor de Joseph Blatter, que tendrá lugar el 26 de febrero en Zúrich, sede del organismo.

La Concacaf -que agrupa al futbol de América Central, del Norte y el Caribe- y la Conmebol -a cargo de Sudamérica-, están en el centro de un escándalo de corrupción por el que hasta la fecha han sido acusadas por la justicia de Estados Unidos 41 personas, incluyendo las cabezas de dichas asociaciones así como entidades.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha procesado a los tres últimos presidentes de la Concacaf: Jack Warner, de Trinidad y Tobago; Jeffrey Webb, de las islas Caimán; y el hondureño Alfred Hawit.

En el caso de la Conmebol, el ex presidente Nicolás Leoz y su líder más reciente, Juan Ángel Napout, ambos de Paraguay, también tienen acusaciones en su contra, junto a muchos otros destacados dirigentes.

Por otra parte, Ali dijo que como presidente de la FIFA hará público el polémico informe "García", al que él en lo personal no ha tenido acceso y que no ha sido publicado en su totalidad.

El 17 de julio de 2012, a raíz de las reformas de anticorrupción anunciadas por Blatter FIFA nombró al antiguo Fiscal General de Estados Unidos, Michael J. Garcia, como presidente de la rama investigadora de su Comisión de Ética, mientras el juez alemán Hans Joachim Eckert fue nombrado presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética.

En agosto de 2012, Garcia declaró su intención para investigar el proceso de licitación y decisión por parte del Comité Ejecutivo de la FIFA para otorgar el derecho a ser anfitrión de las Copas del Mundo de 2018 y 2022 en Rusia y Qatar, respectivamente.

Solamente cuatro altos funcionarios de la FIFA conocen el informe completo.

Además, Ali se comprometió a concluir las investigaciones sobre corrupción del organismo y dijo que colaborará ampliamente con los gobiernos de Suiza y Estados Unidos en este sentido.

Afirmó que no aceptará "intereses personales, corrupción, racismo, sexismo, discriminación y ningún tipo de violación a los derechos humanos", en clara referencia a las críticas contra su contrincante de Bahréin, Sheikh Salman Bin Ebrahim Al Khalifa.

Salman que en aquél entonces era presidente de la federación de futbol de Bahréin y es favorito en la contienda, ha sido severamente criticado por no proteger ni defender a futbolistas que supuestamente fueron torturados por haber participado en manifestaciones en el marco de la Primavera Árabe en 2011.

"¿Cómo puedes conseguir el respeto de todo el mundo, y de los futbolistas en todo el mundo y de las asociaciones nacionales, si ni siquiera pudiste proteger a tu propia gente?", cuestionó.

Por otra parte sostuvo que él es el candidato "idóneo para recobrar la confianza en la FIFA por su trayectoria intachable y porque siempre ha mantenido una postura, sin cambiar de bandos ni de posición" .

Ali hizo estos comentarios criticando sin nombrarlo a su otro oponente el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino, quien ha sido tachado por algunos de "oportunista" pues lanzó su candidatura al ver que el presidente de la asociación, el francés Michel Platini, fue suspendido y quedó fuera de la contienda.

"Es tiempo de poner buenas ideas en práctica para que la FIFA recupere el rumbo correcto", apuntó el candidato jordano a la presidencia de la FIFA.