Policía alemana habla de "indicios concretos" para cancelar partido amistoso

Los jugadores de Alemania y Holanda, por su parte, no resultaron afectados por la medida de la policía, según las primeras informaciones de varios medios locales.

Integrantes de la policía salen del estadio de Hannover
Integrantes de la policía salen del estadio de Hannover (AP)

HANNOVER. Alemania

Wolker Kluwe, jefe de Policía de Hannover, aseguró que había "indicios concretos" de un posible ataque terrorista para cancelar el partido amistoso que iban a disputar hoy en esta ciudad germana las selecciones de Alemania y Holanda.

En declaraciones a la cadena de televisión pública "ARD", Kluwe aseguró que había riesgo de un ataque con "explosivos".

El responsable de policía agregó que, como las puertas del estadio llevaban sólo 20 minutos abiertas, decidieron no dejar entrar a nadie más y evacuar a los aficionados que ya habían entrado, acción que transcurrió sin incidentes.

La policía animó a los aficionados a regresar a sus domicilios y evitar "grandes concentraciones" humanas cerca del estadio o en otros lugares como estaciones de trenes.

Los jugadores de Alemania y Holanda, por su parte, no resultaron afectados por la medida de la policía, según las primeras informaciones de varios medios locales.

El partido se suspendió hora y media antes del inicio, previsto para las 20.45 hora local (19.45 GMT), tras detectarse un objeto sospechoso.

Estaba previsto que presenciaran el encuentro la canciller alemana, Angela Merkel, así como sus ministros de Economía, Sigmar Gabriel, e Interior, Thomas de Maizière, aunque ninguno de ellos había llegado al estadio antes de que se ordenase la evacuación.

Se trata del segundo encuentro amistoso entre selecciones europeas suspendido tras los atentados de París del viernes, en los que murieron 129 personas, tras la cancelación del Bélgica-España que se iba a celebrar hoy.

"El encuentro se ha cancelado. Se les está pidiendo a los espectadores que abandonen el estado rápido pero sin miedo", aseguró una portavoz de la policía.