Platini propone cambios al futbol

Entre las recomendaciones que el francés hace en su libro "Hablemos de futbol", destaca la creación de una tarjeta blanca para realizar expulsiones temporales durante un juego 


 Michel Platini durante el sorteo de la Champions League
Michel Platini, presidente de la UEFA (Reuters)

Ciudad de México

Michel Platini, presidente de la UEFA, propone en su libro "Hablemos de futbol", aparecido este jueves, incluir dos cambios más por partido y la creación de una tarjeta blanca para expulsiones temporales en caso de protestas.

Platini querría "poder hacer dos cambios en el descanso manteniendo las tres sustituciones durante el juego". Los duelos, según él, "no sufrirían más interrupciones pero sí tendrían más alternativas".

Además, para luchar contra "esta manía de protestar al árbitro" que "se extiende como una auténtica epidemia en futbol", Platini aboga por "la creación de una tarjeta blanca" que "supondría una expulsión temporal - una tregua - de diez minutos en el banquillo".

"No se debe confundir con la tarjeta amarilla, que castiga las faltas durante el juego", señala el tres veces Balón de Oro.

Platini también querría "abolir la noción del límite de edad para arbitrar y solo tener en cuenta sean competentes y aptos físicamente".

El excapitán de Francia desearía también "que los dos árbitros colocados detrás de la portería en el equipo arbitral de cinco (usado en las competiciones de la UEFA) pudieran entrar en el campo si tuvieran la necesidad de ello"

El francés reclamó además "el final de la triple pena para el último defensor que comete una falta (penal, expulsión y sanción)" y sustituirla por un "doble castigo: penal y amarilla si la falta se comete dentro del área; expulsión y tiro libre si la falta se comete fuera del área".

Por último, Platini querría una modificación del Board, órgano garante de las leyes del juego.

Mantendría su "composición de ocho miembros asegurando la tradición de cuatro representantes británicos originales, eso no está en discusión". Pero, la "legitimidad" vendría "no de los representantes de la FIFA sino de exjugadores y técnicos de renombre, por ejemplo, en la forma de una 'Academia de los 11', que tendría cuatro votos también".