Perú firma el libro de cuartos de final y deja a Colombia alborde del abismo

Los peruanos quedaron por delante de Colombia en la clasificación del Grupo C, pero ninguno de los equipos conocerá su posición final hasta la conclusión del encuentro posterior entre Brasil y Venezuela.

Así celebró Perú su calificación a cuartos de final
Así celebró Perú su calificación a cuartos de final (Tomada de Twitter)

TEMUCO, Chile

Perú avanzó a los cuartos de final de la Copa América de Chile-2015 al empatar 0-0 con Colombia el domingo en Temuco (sur), un resultado que deja a los cafeteros a la espera de un ganador en el choque Brasil-Venezuela, que cerraba el Grupo C, para conocer su suerte en el torneo.

Los incas, dirigidos por el argentino Ricardo 'el Tigre' Gareca, se quedaron con el pase al sumar 4 puntos, los mismos que contabilizan los cafeteros e igual diferencia de goles (0).

Pero los de la banda roja cruzada hicieron valer los dos goles que marcaron en la primera fase frente al único que logró Colombia para firmar su presencia en la siguiente ronda.

Brasil y Venezuela, que cuenta con tres puntos y cero en el saldo de goles, se medían desde las 18H30 locales (21H30 GMT) en el estadio Monumental de Santiago.

El 0-0 en Temuco sepultó las esperanzas de Ecuador para avanzar a los cuartos, pues apenas llegó a 3 puntos en el Grupo A.

"Jugamos mal otra vez, cuando uno pierde tiene que ser autocrítico y saber que cuando no sale nada hay que tener responsabilidad", dijo el volante ofensivo James Rodríguez concluido el encuentro.

"Jugamos mal el primer partido, jugamos mal hoy y ya estamos ahí penando", se lamentó el máximo goleador del pasado Mundial de Brasil-2014.

Desde el comienzo Colombia se mostró superior, tomó el control de la pelota y del territorio, y tuvo paciencia para tratar de encontrar huecos en la defensa de Perú, logrando una primera aproximación con un remate del 'Tigre' Falcao García a los 3 minutos que obligó a una buena intervención del arquero Pedro Gallese.

Los incas no encontraban la pelota y perdían en velocidad frente al ímpetu colombiano, como a los 6 cuando Pablo Armero le ganó la carrera a Luis Advíncula y disparó al arco ligeramente desviado.

Colombia descargó su juego por la zona de Advíncula, donde la proyección de Armero y la sociedad James Rodríguez-Teófilo Gutiérrez encontró espacios para la creación y la llegada con sorpresa.

Perú no pesaba en el encuentro, esperaba en su territorio y apenas le daba tránsito a Paolo Guerrero con pelotazos que morían en la defensa colombiana.

A pesar del dominio y la asfixiante presión en el medio sector, Colombia perdió a Edwin Valencia a los 22 minutos en una jugada aislada cuando intentaba destruir un avanceperuano.

El volante central del Santos brasileño pisó mal cuando intentaba trabar la pelota, resbaló y el peso del cuerpo recayó sobre la rodilla derecha. Alexander Mejía entró en su lugar.

Colombia sintió la salida de Valencia porque Perú adelantó sus líneas, se hizo de la pelota y equilibró el juego en la mitad pero sin generar peligro en la puerta de David Ospina.

Así transcurrieron los 20 minutos finales de la primera mitad, con Colombia cargando el peso ofensivo del encuentro y Perú agazapado atrás y en procura de algún error para poner en riesgo a la segura zaga cafetera.

En el arranque de la segunda mitad fue Perú el que buscó la puerta contraria con dos remates de Joel Sánchez, uno de ellos atajado por Ospina, en una clara intención de imponer la presencia ofensiva que no tuvo en la inicial.

El ingreso de Jefferson Farfán a los 56 por un improductivo Claudio Pizarro avisaba con claridad que Perú le apostaba a tener mayor desequilibrio en el ataque.

Colombia también movió sus líneas y a los 65 José Pekerman decidió 'darle vida' a Jackson Martínez por Falcao. El cambio surtió efectos porque los cafeteros ganaron en velocidad y claridad, y estuvieron a punto de abrir el marcador a los 68 con un doble remate de James y 'Chachachá' que Gallese envió al córner.

Martínez tuvo otra oportunidad para batir a Gallese sobre el final, pero su remate terminó en las manos del golero peruano poniendo paños fríos al partido, con Perú celebrando su pase a los cuartos y Colombia quedándose con el corazón en la mano y a la espera de buenas noticias desde Santiago.