El PSG revive a domicilio sin salir de París

El París Saint Germain se impuso por 1-3 al Lens, un resultado que permite a los de Laurent Blanc respirar de visitante 

Festejo de una de las anotaciones del PSG
Festejo de una de las anotaciones del PSG (Tomada de Twitter)

Ciudad de México

 El París Saint Germain se aupó a la segunda plaza provisional de la Liga francesa, tras imponerse este viernes por 1-3 al Lens, un resultado que permite a los de Laurent Blanc paliar los numerosos problemas que ha sufrido este curso a domicilio.

De hecho, el conjunto parisino tan sólo había logrado vencer hasta hoy en uno, 0-2 en casa del modesto Caen, de sus seis desplazamientos, incluido el encuentro de la Liga de Campeones disputado en Amsterdam (1-1) ante el Ajax.

Cuatro empates y una victoria que han lastrado la trayectoria del París Saint Germain en la Liga francesa, donde se encuentra a cuatro puntos del líder, el Olympique de Marsella, que recibirá el próximo domingo al Toulouse en el Velodrome.

No obstante, los de Blanc contaron en esta ocasión con la ventaja de tener que desplazarse apenas unos kilómetros de París, ya que el choque con el Lens se disputó en el estadio de Francia en Saint Denis, ante la imposibilidad de jugar en el Felix Bollaert, inmerso en pleno proceso de reconstrucción para la Eurocopa de 2016.

Una ventaja que parecía diluirse ante las numerosas e importantes bajas con las afrontó el duelo el París Saint Germain, que no pudo contar por lesión con los brasileños Thiago Silva, David Luiz y Marquinhos, así como con el sueco Zlatan Ibrahimovic o el argentino Ezequiel Lavezzi.

Circunstancia que obligó al técnico parisino a alinear un novedoso eje de la zaga conformado por el ítalo-brasileño Thiago Motta, habitual centrocampista, y Zoumana Camara.

Un experimento que pareció destinado a fracasar, cuando a los diez minutos cuando el delantero marfileño del Lens, Adamo Coulibaly, puso a los 10 minutos el 1-0 en el marcador, al culminar un veloz contragolpe que el mismo inicio en un arranque de potencia.

Gol que dejaba en nada el control absoluto del esférico del París Saint Germain, que no parecía encontrar remedio a la ausencia de su máximo goleador el sueco Ibrahimovic.

Una sensación que se agravó con las dos clarísimas ocasiones que desperdició el uruguayo Edinso Cavani, que a los 20 minutos no supo resolver un mano a mano con el portero visitante, y cinco más tarde desperdiciaba otra gran ocasión al estrellar el balón en el cuerpo de un defensa.

Errores que se encargó de subsanar el centrocampista Yohan Cabaye, que puso la igualada (1-1) a los 28 minutos en el tanteador, con un potente remate desde fuera del área, que premió el esfuerzo del argentino Javier Pastore por rescatar una pelota que parecía perdida.

Desde fuera del área, llegó también el segundo tanto del París Saint Germain obra del lateral brasileño Maxwell, que no desaprovechó un fallo en el despeje del portero del Lens Rudy Riou para poner el 1-2 a los 34 minutos con un sutil remate.

Un marcador que se encargó de completar para los visitantes, ya en la segunda mitad, el uruguayo Edinson Cavani, que de penalti sí logró batir a los 55 minutos la portería del Lens.

Gol que le costó muy caro al internacional charrúa, que fue expulsado por protestar al colegiado la tarjeta amarilla con la que castigó su celebración, Cavani simuló disparar con una escopeta, al considerarlo un acto antideportivo.

No sería la única tarjeta roja del partido, ya que el Lens se quedó cuatro minutos más tarde (m.59) con nueve hombres, el central Jean-Philippe Gbamin ya había tenido que abandonar el campo tras ver su segunda cartulina amarilla en el penalti cometido sobre Cavani, por la expulsión del Jérôme Le Moigne.

Decisiones que acabaron definitivamente con un duelo, que sirvió al París Saint Germain para mejorar sus números a domicilio, eso sí, ayudado por el hecho de no tener que salir en esta ocasión lejos de la capital gala.