Otamendi le abre una esperanza a Diego Reyes

La Confederación Brasileña de Futbol oficializó la inscripción del argentino Otamendi con el Atlético Mineiro para los próximos seis meses, razón por la cual el mexicano podría tener más actividad con el Porto. 

Nicolas Otamendi
Nicolas Otamendi (Reuters)

Ciudad de México

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) oficializó hoy en su boletín vespertino la inscripción del zaguero argentino Nicolás Otamendi, cedido por el Valencia español al Atlético Mineiro hasta mitad de año. Esto le abre un aposibilidad de jugar al mexicano Diego Reyes con el Porto, ya que el zaguero sudamericano era el titular en la central del cuadro luso. 

Otamendi, que vestirá la camiseta número "20" del "galo" (gallo), fue también inscrito en la nómina del actual campeón de la Copa Libertadores para la actual edición del torneo continental, en el que el Atlético Mineiro comenzará la defensa del título el próximo martes cuando visite al venezolano Zamora.

La llegada de Otamendi al equipo de Belo Horizonte se concentró en dos días, después de que su representante, el excentrocampista luso brasileño Deco, ofreciera el jugador en préstamo hasta mitad de año.

El Valencia CF confirmó el miércoles el fichaje del defensa para las próximas cinco temporada tras haber alcanzado un acuerdo para su traspaso con el Oporto, en el que ha jugado las últimas campañas.

Según explicó el club valenciano, el central se incorporará a la disciplina de la entidad el 1 de julio de 2014, pues el periodo de inscripción en la liga española se encuentra cerrado y el Oporto ya lo retiró oficialmente de su plantilla.

El club portugués, que cotiza en la bolsa, comunicó a la comisión del mercado de valores de su país que el traspaso es por doce millones de euros (unos 16,3 millones de dólares), más otros tres millones (unos cuatro millones de dólares) en función de objetivos.

Otamendi, de 25 años, es internacional con su país, con el que disputó el Mundial de Sudáfrica, y se formó en las categorías inferiores de Vélez Sarsfield.

Según el portal Terra, el interés de mantenerse en una liga competitiva de cara al Mundial de 2014 acercó a Otamendi con el fútbol brasileño, a través de la gestión de Deco, uno de los ídolos históricos del Oporto y que el año pasado se retiró de las canchas con el Fluminense.