Ochoa se queda en la banca en empate del Málaga

'Memo' no tuvo actividad en contra del Levante, en partido que su equipo empató sin goles y con Carlos Kameni de titular en el cuadro malagueño

Guillermo Ochoa con la selección mexicana en el Mundial
Guillermo Ochoa con la selección mexicana en el Mundial (Mexsport)

MÁLAGA, España

'Memo' tendrá que esperar una vez más. El gaurdameta mexicano Guillermo Ochoa se quedó en la banca en partido que el Málaga empató cero a cero en contra del Levante.

El conjunto malagueño, con el guardameta camerunés Carlos Kameni de titular y con el centrocampista José Recio por el sancionado Sergi Darder, empezó dominando, con más control del balón e intentando jugar por las bandas con Juanmi y el portugués Ricardo Horta.

El Levante, por su parte, se defendió y buscó algún contragolpe para asustar a los locales, pero no lo consiguió y la primera ocasión fue para el Málaga, tras un remate de cabeza del defensa Sergio Sánchez que acabó con parada de Jesús Fernández.

A continuación, el delantero paraguayo Roque Santa Cruz se fabricó una jugada y su disparo salió fuera, mientras que el guardameta visitante tuvo que intervenir después en un centro del lateral izquierdo luso Vitorino Antunes.

El equipo que entrena Javi Gracia siguió con sus ataques, aunque también con algún despiste de la zaga, y el delantero Luis Alberto Romero probó fortuna con un lanzamiento desde fuera del área al que volvió a responder Jesús Fernández.

El 1-0 lo iba puliendo el Málaga y la siguiente ocasión fue para el defensa venezolano Roberto Rosales, muy clara, al recortar dentro del área, aunque su disparo volvió a encontrarse con Jesús Fernández.

El Málaga, muy superior al equipo que entrena José Luis Mendilibar, un rival cerrado en las inmediaciones de su área y con problemas defensivos.

La mejor jugada de la primera parte llegó rebasada la media hora con una triangulación entre Santa Cruz, Juanmi y Luis Alberto, pero el lanzamiento de éste acabó con el balón repelido por el larguero.

En los primeros 45 minutos el Levante no lanzó a portería, solo merodeó en alguna ocasión el área local, mientras que el Málaga tuvo hasta siete ocasiones claras.

El inicio de la segunda parte fue algo tímido del Málaga, que aprovechó el Levante para soñar con algo más propicio que el empate sin goles, pero con el paso de los minutos el conjunto visitante se diluyó y pensó otra vez en defenderse los ataques de los jugadores malaguistas, quienes se vieron incapaces para atinar con la meta levantinista.

La salida al terreno del delantero internacional marroquí Nordin Amrabat dio más velocidad al equipo, aunque a los locales les costó crear peligro.

El Málaga pareció que tenía imposible el abrir el marcador porque las ocasiones más claras las fallaba, como una de Santa Cruz, que solo tenía que empujar de cabeza el balón al fondo de la meta y lo envió fuera.

Inexplicable como fue también la última acción que Samu Castillejo, quien mandó fuera el balón tras plantarse solo delante de Jesús Fernández, ya en el tiempo de prolongación.