Termina Ochoa sin un solo minuto en liga; Málaga 2-3 Sevilla

Con la derrota del Málaga ante el Sevilla, Guillermo Ochoa consumó la peor de sus campañas en una torneo de liga, esto al no haber sido tomado en cuenta en ningún partido disputado por su equipo


Guillermo Ochoa pasó todo el torneo en la banca
Guillermo Ochoa pasó todo el torneo en la banca (Mexsport)

Málaga, España

El Sevilla cerró la Liga con una victoria por 2-3 en La Rosaleda ante el Málaga, y de paso terminó por concretar una temporada para el olvido hacia al guardameta mexicano Guillermo Ochoa, quien no jugó un solo minuto con los malagueños a lo largo del certamen.

Este resultado no le valió al Sevilla para arrebatarle la cuarta plaza al Valencia, por lo que deberá buscar su participación en la 'Champions' el próximo miércoles en Varsovia en la final de la Liga Europa ante el Dnipro ucraniano.

El Málaga, por su parte, debía ganar para asegurarse la séptima plaza si el Athletic Club no ganaba al Villarreal, lo que tampoco sucedió, y se le fue la ilusión de aspirar a un torneo europeo.

Los locales, que jugaron con diez desde el minuto 25 por la expulsión del defensa brasileño Weligton, maquillaron en la fase final un partido que dominaba el Sevilla en la segunda parte por 0-3.

El partido empezó vibrante, con una primera acción del Málaga, tras un lanzamiento de falta de Recio, y la contestación por parte sevillista con un lanzamiento desde fuera del área de Aleix Vidal, que paró el guardameta camerunés Carlos Kameni.

El Sevilla parecía más entero en los primeros minutos, con internadas por la izquierda de Tremoulinas que no encontraban rematador, aunque el Málaga también aparecía por las bandas, sobre todo por la derecha con Rosales y Samuel García.

Después de un comienzo movido por ambas partes, el encuentro cayó en un periplo de tranquilidad, aunque había momentos de incertidumbre por parte del Málaga, quizás más por prudencia sevillista que por tener las cosas claras los locales.

La estrategia causaba algún problema al Sevilla, pero poco más en los primeros veinte minutos. La mejor ocasión la tuvo Javi Guerra, tras regatear a un defensor, pero su lanzamiento lo abortó Sergio Rico y el rechace no llegó por centímetros Juanmi.

Pero todo se trastocó para el Málaga con la expulsión del central brasileño Weligton, por un codazo a Gameiro en el minuto 25. El conjunto malagueño, con diez, sin marcar y sabiendo que el Athletic de Bilbao se había adelantado en el marcador, vio el panorama negro.

El Sevilla tomó el mando del partido, pero no estaba fino en la transición ni tampoco de cara a la portería con un error clamoroso de Iborra en el punto de penalti a pase de Gameiro.

El Málaga, desajustado después de la expulsión, sufría en defensa, aunque intentaba desatascar el ataque con la velocidad de Amrabat.

El conjunto malagueño, viendo que el Sevilla se replegó, volvió al ataque. Javi Guerra tuvo otra oportunidad con un lanzamiento cruzado al que Juanmi no llegó con Sergio Rico batido.

A la siguiente la tuvo el Sevilla, pero no lograron rematar ni Gameiro ni Aleix Vidal, solos delante de Kameni. Al descanso, tablas, quizás con más ocasiones claras para los locales.

El Sevilla dio un pasito adelante en la segunda parte y avisó con un disparo desde fuera del área de Banega que hizo intervenir a Kameni.

El Málaga contrarrestó con un centro por la izquierda de Boka, y no encontró rematador estando en buena posición Juanmi y Javi Guerra. Amrabat tomó la iniciativa y una cabalgada por la izquierda concluyó con un lanzamiento raso que paró Sergio Rico.

El Sevilla, a medio gas, rompió el encuentro cuando quizás menos se lo merecía, se adelantó seguidamente con una jugada por la derecha de Reyes, que aprovechó el pase de Coke, para batir a Kameni.

El Málaga estaba a merced del equipo hispalense y la sentencia llegó cuatro minutos después, en el 55, con un disparo de Banega desde fuera del área que entró por la escuadra.

Fue la sentencia de un Málaga que aguantó 51 minutos, de los cuales, 26, con diez jugadores. El Sevilla mataba a la contra y tuvo el tercero, pero Reyes erró el pase Aleix Vidal, que sí acertó en la siguiente jugada marcando el tercero con un lanzamiento cruzado.

El Málaga estaba hundido, pero con algo de orgullo pudo acortar diferencias con un tiro raso, ajustado de Javi Guerra, en el minuto 67.

El enfrentamiento acabó ahí, con algo más de empuje del Málaga, que logró acortar diferencias por medio de Javi Guerra en la prolongación, pero mal final de temporada de los malaguistas, con una segunda vuelta con tan solo 19 puntos en 19 partidos.