El Barça revela cómo será el nuevo Camp Nou

Toda la plantilla del Barcelona, así como el director técnico Luis Enrique, estuvieron presentes en la develación de la maqueta del nuevo estadio que estará disponible entre 2021 y 2022

Barcelona, ESPAÑA

El FC Barcelona presentó hoy en sociedad la maqueta del que será el nuevo Camp Nou, cuya construcción debería concluir a finales de la temporada 2021-22, y en el que el club invertirá unos 420 millones de euros, aunque las obras no se pondrán en marcha hasta que la deuda del club (328 millones de euros) no se reduzca por debajo de los 200.

Una vez presentada la maqueta, ésta quedará expuesta para que los socios y aficionados la puedan ver en la sala París, junto al Camp Nou. La pieza, de unos 70 kilogramos de peso, fue transportada desde Japón, e intervenieron en su construcción unas veinte personas durante cuatro semanas.

La totalidad de la plantilla de FC Barcelona, liderada por el entrenador Luis Enrique Martínez, así como la junta directiva, presidida por Josep Maria Bartomeu, fueron los grandes protagonistas del descubrimiento de la maqueta del nuevo Camp Nou, cuyo acto se ha llevado a cabo en el primer graderío del estadio, bajo el palco de honor.

El acto solemne que presentó el FC Barcelona fue de la mano del eslogan "Nou Camp Nou. Un somni obert al món" (Nuevo Camp Nou. Un sueño abierto al mundo), insertado en una gran caja dentro de la cual estaba la maqueta.

La maqueta del nuevo estadio salió a la luz después de que los cuatro capitanes del club (Andrés Iniesta, Sergio Busquets, Lionel Messi y Javier Mascherano), así como el entrenador (Luis Enrique) y el presidente (Josep Maria Bartomeu), junto al comisionado del Espai Barça (Jordi Moix), pulsasen un balón, que separó los cubículos y dejó el proyecto de remodelación al descubierto.

El inicio de las obras de remodelación empezará a ser una realidad a partir de mediados de la temporada que viene, cuando está prevista la primera actuación, aunque el presidente de la entidad aseguró que por compromiso electoral "la deuda deberá estar por debajo de los 200 millones de euros", hecho que le animó a apuntar que para ello el Barça acelerará la consecución de un contrato para que el estadio cuente con una denominación comercial.

De hecho, los 200 millones de euros que espera recaudar el Barça por el nombre comercial, es un tercio del dinero que espera invertir el club en toda la obra del 'Espai Barça', que es donde se integra la remodelación del Camp Nou, así como la construcción de un nuevo Palau Blaugrana, un nuevo Miniestadi y la adecuación del entorno del estadio, cuyo coste total asciende a 600 millones de euros.

Durante los discursos, el presidente azulgrana aseguró que existe el compromiso de que el abono de los socios no se verá afectado por subidas notables para financiar la obra, ya que recordó que subirá sólo el IPC anual.

Bartomeu destacó que el Barcelona llevó a cabo un estudio del rendimiento económico que extraería la entidad del Espai Barça, sobre unos 50 millones de euros de facturación, y reconoció que esta cifra era "conservadora" y, al final, se quedaron "cortos", por lo que espera que cuando el club finalice las obras, podrá llegar a facturar una cifra mucho más alta, que ayudará a financiar el proyecto.

De todas formas, el presidente del Barça subrayó que la obra que emprenden "no podrá en riesgo el proyecto deportivo", y aún menos que para financiarla "el Barça no venderá ni un palmo de su patrimonio".

El presidente azulgrana explicó que, según un estudio sobre el impacto económico del Barça en la capital catalana, éste supone un 1,5 % del PIB de la ciudad, donde "miles de personas" tienen trabajo, deforma directa o indirecta, a través del club azulgrana.

Además de los jugadores y directivos, el acto contó con la presencia de los miembros del estudio ganador para remodelar el Camp Nou, el despacho de arquitectos japonés Nikken Sekkei, presidido por Tadao Kamei y cuyo director general es Takeyuki Katsuya, así como representantes del despacho asociado en Barcelona, Pascual-Ausió Arquitectes.

También asistieron el presidente de la LFP, Javier Tebas, y el vicepresidente de la UEFA, Michael van Praag, entre otras autoridades.

El Barcelona ha asegurado hoy que la figura de Johan Cruyff, fallecido hace casi un mes, tendrá un espacio en los alrededores del Camp Nou, aunque sin concretar nada.