Nueva Zelanda. El orgullo por delante

Con la necesidad de tener que vencer a México por diferencia de cuatro goles, en Nueva Zelanda aspiran a ofrecer un partido en el que puedan mejorar la pobre imagen que los All Whites ofrecieron en el Estadio Azteca.

Nueva Zelanda
(MexSport)

Nueva Zelanda

La defensa de Nueva Zelanda resistió media hora a la ofensiva mexicana. Antes del gol de Paul Aguilar, el Tri había tocado a la puerta de Glen Moss, pero su ataque no había fructificado, pero una vez que Aguilar rompió el cero, la zaga neozelandesa empezó a desmoronarse, le ocurrió con el segundo gol antes del final de la primera parte y con el tercero en los primeros minutos del complemento.

Al final el 5-1 a favor de México es visto como una empresa muy complicada por los All Whites, más allá de estar como locales, los neozelandeses asumen que necesitan mucho empaque para vencer al Tri, aunque se niegan a capitular, piensan en un triunfo que haga más decorosa su virtual eliminación.

El estado de ánimo no es el ideal en los All Whites, su regreso a casa no fue el más cómodo, sobre todo porque en el largo viaje hubo muchas cosas que pensar, sobre todo porque el mismo entrenador, Ricki Herbert, se mostró sorprendido de que su escuadra no haya opuesto más resistencia.

Y ahora el entorno tampoco es el ideal para el cuadro oceánico, mucho se habla de que el partido de vuelta en Wellington sería el último de Herbert al frente del cuadro neozelandés. Los federativos de ese país están molestos por la imagen ofrecida en el Estadio Azteca, pero los jugadores hacen lo posible por olvidarse de ello y se comprometen a dejar el alma en la cancha y poner todo el orgullo para buscar la victoria.

El capitán de los All Whites, Tommy Smith, señaló que “tenemos que ofrecer más espectáculo, por la gente (el Estadio de Westpac estará lleno con 37 mil aficionados) y porque sentimos que defraudamos un poco al país en México”.

Añadió que “todavía hay 90 minutos por jugar, el futbol es un juego extraño en el que han sucedido cosas extrañas y por qué no, podemos ganar 4-0 el miércoles por la noche. Sabemos que habrá un estadio lleno para jugar y estamos esperando que llegue el momento de hacerlo”, declaró Smith.

El defensa neozelandés apuntó que han tratado de buscar explicaciones a la derrota tan abultada que sufrieron ante México, y dijo que todos sus compañeros salieron con pesar por la imagen exhibida ante el Tri.

“Hemos identificado donde estuvimos incorrectos, nos propusimos no estar tan atrás, pero conforme avanzaba el juego seguíamos atrás y más atrás y acabamos encerrados en nuestra propia área. Ahora viene el segundo partido y nos preparamos positivamente para intentar cambiar el miércoles”.

La derrota estremeció a los jugadores; sin embargo, la afición neozelandesa parecía presentir que esto podía ocurrir, sobre todo porque los All Whites no venían con una buena inercia de resultados y aunque su última derrotaba en un juego oficial databa del 8 de junio de 2012, ésta fue por 2-0 ante Nueva Caledonia, en la Copa de las Naciones de Oceanía, celebrada en las Islas Salomón.

El portero Glen Moss, el mejor jugador de Nueva Zelanda en la cancha del Azteca, admitió que el 5-1 del pasado miércoles fue otro golpe duro: “Obviamente los resultados han sido desalentadores, desde Honiara hasta la otra noche”.

Moss agregó que “entre el grupo hay mucha fe y mucho talento, así que tendrás que preguntar al entrenador por qué no han sido buenos en nuestro camino”, pero también dio pistas para entender la complejidad que viven en esas latitudes. “Los jugadores siempre están pidiendo a gritos jugar partidos. Tenemos la mala suerte de estar en medio de la nada en el mundo, así que es difícil conseguir partidos”.

FUTURO INCIERTO

Por otra parte, Ricki Herbert aún no sabe qué será de su puesto, aunque entiende que hay una molestia de los federativos hacia su trabajo, el entrenador es consciente que necesita un milagro para lograr darle la vuelta a la serie, y en caso de no producirse, sería removido del cargo.

Herbert no atendió a los medios en la práctica de ayer, pero sí a una radiodifusora local, en la que se refirió a la intención del presidente de su federación, Frank van Hattum, por cesarlo al final del juego de este miércoles contra México.

“Si el juego del miércoles es el último me alejaré con un orgullo increíble. Hemos ido a una Copa del Mundo (Sudáfrica 2010) y creo que tenemos un buen equipo, hay camino para los jóvenes, hay buenas aspiraciones. Si el miércoles es mi último juego o si firmamos otro contrato de cuatro años, habrá capítulos diferentes en mi vida y el juego seguirá”, comentó.  

Los últimos juegos de los All Whites en casa

Fecha / Partido / Situación

29-2-12 / Nueva Zelanda 2-3 Jamaica / Amistoso

11-09-12 / Nueva Zelanda 6-1 Islas Salomón / Eliminatorio

16-10-12 / Nueva Zelanda 3-0 Tahiti / Eliminatorio

22-3-13 / Nueva Zelanda 2-1 Nueva Caledonia / Eliminatorio