Barcelona se recupera en Champions y vence a Ajax

Con goles del brasileño Neymar y del argentino Lionel Messi, el equipo culé se recuperó del descalabro en europa que le propinó la semana pasada el Paris Saint Germain

Neymar, festeja uno de los goles culés
Neymar, festeja uno de los goles culés (Reuters)

BARCELONA, España

El Barcelona derrotó hoy por 3-1 al Ajax, recuperó la brújula en la Liga de Campeones y se encamina con una sonrisa al clásico del fútbol español del sábado ante el Real Madrid.

El equipo conducido por Luis Enrique se repuso de la derrota ante el Paris Saint Germain y finalizó la primera rueda de la fase de grupos con dos victorias y una caída.

Así, el conjunto azulgrana se mantuvo en el segundo lugar del Grupo F, un punto por debajo del equipo francés, que se impuso por 1-0 sobre el Apoel Nicosia.

El Barcelona tuvo un trámite más que cómodo hasta los cinco minutos finales, en los que el conjunto holandés se encontró con el descuento y aplicó una dosis de nerviosismo a los dueños de casa.

Gracias a los goles de Neymar (7 minutos), Lionel Messi (24') y Sandro (93'), el equipo catalán derrotó a un equipo de un nivel muy inferior y que apenas amenazó la portería de Marc-Andre Ter Stegen.

Messi volvió a erigirse como la figura del encuentro: dio una asistencia sutil a Neymar en el primer gol de su equipo y después definió con clase tras un enorme pase de Andrés Iniesta.

El argentino igualó a Cristiano Ronaldo en la cifra de 69 goles en la Liga de Campeones y ambos están solo a dos goles del récord de Raúl, leyenda del Real Madrid.

Luis Enrique dio una muestra de liderazgo y selló su impronta en la victoria del Camp Nou.

Ante la baja repentina de Sergio Busquets por problemas físicos, el técnico devolvió a Javier Mascherano al mediocampo y convirtió al argentino en una pieza clave en el funcionamiento de su equipo.

Mascherano imprimió tensión en cada presión sobre la salida rival y fue el constructor de varios ataques de su equipo. De hecho, un robo suyo en mitad de cancha inició la jugada del gol de Messi.

En la segunda mitad y con el partido practicamente definido, Luis Enrique puso la cabeza en el clásico ante el Real Madrid y decidió cuidar a sus estrellas.

Tal fue el resguardo que el técnico azulgrana decidió reemplazar a Lionel Messi a falta de 25 minutos para el final y sepultó los murmullos gestados el fin de semana, cuando el propio crack argentino se negó a ser sustituido durante la victoria sobre el Éibar.

Iniesta y Neymar fueron los otros dos futbolistas que se marcharon al banquillo antes del final del partido.

Sobre el final, y cuando la historia parecía terminada, el Ajax descontó mediante el gol de Angwar El Ghazi pero la ilusión les duró poco a los holandeses, ya que Sandro sentenció la historia a favor de los azulgranas con un buen gol dentro del área.