Mundial de Clubes es un torneo "importante y trascendental": Mascherano

Considera que su equipo, líder a de la Liga española (empatado con el Atlético) y clasificado para los octavos de final de la Champions, llega a la cita de Japón "en un buen momento y con confianza".

Javier Mascherano
Javier Mascherano (Reuters)

YOKOHAMA, Japón

El jugador argentino del Barcelona Javier Mascherano aseguró que el Mundial de Clubes, en el que su equipo debutará el jueves, "es una competición importante y trascendental", según una entrevista publicada por la web del club catalán.

"Poder jugar el Mundial de Clubes es coronar la temporada pasada de la mejor manera (...) Mucha gente cree que para nosotros es una competición menor, pero no es así. Están equivocados. Para nosotros es una competición importante y trascendental, que nos marcará de cara al resto de la temporada", declaró el central argentino.

"A menudo se habla del Barça como un club referente en el mundo y ahora estamos ante la posibilidad de coronarnos como tal. Sabemos que no será fácil, pero tenemos la ilusión de poder hacerlo", añadió.

El jugador de la Albiceleste considera que su equipo, líder a de la Liga española (empatado con el Atlético) y clasificado para los octavos de final de la Champions, llega a la cita de Japón "en un buen momento y con confianza".

El Barcelona debutará en el Mundial de Clubes en una semifinal que disputará el jueves (10h30 GMT) contra el Guangzhou Evergrande, el equipo chino que entrena el brasileño Luiz Felipe Scolari y que cuenta en sus filas con exestrellas de la Canarinha, como Robinho.

- Reencuentro con River -

En el horizonte, la ansiada final contra River Plate, si el equipo argentino, en el que se formó Mascherano, supera en semifinales al Sanfrecce Hiroshima japonés (miércoles 10h30 GMT).

"River es mi casa. Llegué ahí con 15 años y me formé como jugador y como persona. Siento un gran cariño por el club", admitió Mascherano, aunque advirtió que eso no le impide soñar con ganar con el Barcelona el título en Japón.

"Hubiera deseado que el rival fuera otro. Me alegró que River ganara la Libertadores pero yo me debo al Barça y no puedo mirar hacia otro lado. Tengo la ilusión de ser nuevamente campeón del mundo, como la tienen todos mis compañeros. No nos ponemos a pensar a quién tenemos delante. Sería un acto egoísta por mi parte y de poco compromiso hacia mi club", argumentó.

Mascherano ya ganó el Mundial de Clubes con el Barcelona en 2011, pero el jugador admite que hay diferencias entre los dos equipos.

"El Barça de Guardiola necesitaba más del control del balón para generar situaciones y ahora contamos con jugadores tan determinantes arriba que quizá no necesitamos tanta posesión para generarlas. Sigue siendo una característica que conservamos pero tenemos jugadores más determinantes arriba. En la final contra el Santos de 2011 el único delantero que jugó fue Messi. Se recuerda aquel partido por la gran cantidad de medios que jugaron".

En el Barcelona actual destaca sobre todo su tripleta delantera, formada por el argentino Lionel Messi, el brasileño Neymar y el uruguayo Luis Suárez.

- Nada igual a la MSN -

"Es de lo mejor que he visto. Decir si veremos algo mejor no se sabe. Lo más sorprendente para mí es como de complementarios son. Es difícil encontrar tres jugadores de este nivel que se complementen tan bien y que todos ellos te aporten algo diferente".

"Que se lleven tan bien y gestionar los egos como lo hacen ellos no es fácil. No es fácil convivir como lo hacen siendo estrellas. Lo hacen de manera natural, con mucha humildad. Ellos marcan el rumbo del equipo. Si las estrellas conviven de una manera muy buena, el resto tenemos que seguir este camino", añadió.

Camino de los 32 años, Mascherano parece disfrutar de sus mejores años de fútbol, después de haber pasado, a su salida de River, por el Corinthians brasileño y los ingleses West Ham y Liverpool, antes de recalar en el Barcelona.

"Llevo cinco años y medio en el Barça. Es el club en el que más tiempo he estado y me siento uno más aquí (...) Cuando te hacen sentir bien, disfrutas de lo que haces y te llevas bien con los compañeros, es cuando te sientes bien", asegura.

Mascherano concluye que no piensa por el momento en cambiar de aires: "Es muy difícil irse del Barça. No creo que haya un lugar mejor, no sólo para trabajar sino también para vivir. Es la realidad. Tampoco soy de los que piensan que uno debe ser un peso dentro del club. Mientras pueda aportar cosas al Club, estaré, porque me siento agradecido y cómodo".