Rusia se alista para el Mundial de 2018

A pesar de los problemas que vive con Ucrania y que algunos países han pedido declinar a Rusia como la sede del Mundial 2018, el país transcontinental aprobó un plan para las infraestructuras de la próxima justa mundialista 

Estadio de Sochi que será sede del próximo Mundial en Rusia
Estadio de Sochi que será sede del próximo Mundial en Rusia (Reuters)

MOSCÚ, Rusia

El gobierno ruso aprobó este viernes un plan de construcción de infraestructuras para el Mundial de 2018 por un valor de 5.500 millones de rublos (150 millones de dólares).

El primer ministro, Dimitri Medvedev, firmó un decreto que precisa cómo las regiones que acogerán los partidos del Mundial podrán obtener financiación, en el marco de un programa de desarrollo gubernamental.

Para los Juegos Olímpicos de Invierno del pasado febrero, Rusia desembolsó 50.000 millones de dólares para transformar la ciudad balnearia de Sochi en un suntuoso complejo deportivo. El Mundial representa un desafío todavía mayor.

Si bien algunas regiones del país están preparadas para acoger la competición dentro de cuatro años, en otras se impone una reconstrucción completa de las infraestructuras de transporte y de turismo.

El gobierno ruso identificó 28 proyectos, especialmente para la modernización del sistema de canalización del agua y de calefacción en varias ciudades.

Rusia estima que los costos de los preparativos para el Mundial de 2018 ascenderán a 20.000 millones de dólares, de los cuales la mitad serán aportados por inversores privados y la otra mitad por el presupuesto de las regiones.