Mueren aficionados nigerianos en ataques terroristas

Durante la transmisión de la final de la Liga de Campeones, terroristas atacaron a un grupo de aficionados que seguían el partido entre Real Madrid y Atlético 

LAGOS, Nigeria

Tres personas murieron, entre ellas un terrorista suicida, en un intento de ataque con coche bomba registrado ayer contra un grupo de aficionados que seguía la final de la Liga de Campeones en pantallas de televisión instaladas al aire libre en la ciudad de Jos, en el centro de Nigeria.

Según informa hoy la prensa local, el atacante, que todavía no ha sido identificado, se dirigía en coche al centro de visionado cuando detonó los explosivos antes de lo previsto, al parecer de forma involuntaria.

La explosión, en la que él mismo y otras dos personas perdieron la vida, se produjo durante la segunda parte del partido que enfrentó al Real Madrid y el Atlético de Madrid.

Además, dos personas resultaron heridas al explotar el coche bomba, precisó el portavoz de la Policía, Frank Mba, en un comunicado difundido a última hora de ayer.

La Policía apeló "a la calma" en Jos, donde esta misma semana perdieron la vida 118 personas en la explosión de dos coches bomba en un concurrido mercado de la ciudad.

El Estado de Plateau, cuya capital es Jos, y otros en el norte del país son objetivo habitual de los ataques de la secta islámica Boko Haram, que mantiene secuestradas a más de 200 niñas desde el pasado 14 de abril.

Boko Haram significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado" y lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha provocado más de 4.000 muertos.