Platini se niega a declarar ante la comisión de ética de FIFA

El presidente de la UEFA fue suspendido por la Comisión de Ética de la FIFA el 8 de octubre por 90 días, hasta el 5 de enero 

Platini en las afuera del Tribunal Arbitral de Deportes
Platini en las afuera del Tribunal Arbitral de Deportes (AFP)

PARÍS, Francia

El suspendido presidente de la UEFA, el francés Michel Platini, se niega a declarar el viernes ante la comisión de ética de la FIFA al considerar que se ha vulnerado su presunción de inocencia, comunicaron hoy sus abogados.

Con su decisión, Platini quiere dejar constancia de su "profunda indignación" por un proceso que, en su opinión, sólo persigue impedir su candidatura a la presidencia de la FIFA.

En un principio, estaba previsto que el ex futbolista francés declarara el viernes ante la cámara de resolución de la comisión de ética, que juzga su presunta implicación en un caso de corrupción.

Tanto al presidente de la UEFA como a su homólogo en la FIFA, Joseph Blatter, se les investiga por un dudoso pago de dos millones de francos recibido por el francés en 2011.

Según ambos, se trata de unos honorarios transferidos con retraso por el trabajo de asesoramiento que Platini hizo para la FIFA entre 1998 y 2002. Sin embargo, los investigadores sospechan que podría tratarse de un soborno para garantizar el apoyo de la UEFA a la reelección de Blatter en 2011.

Por ese motivo, los dos hombres más poderosos del fútbol mundial fueron suspendidos de forma provisional durante 90 días. Blatter debe declarar de nuevo mañana ante la cámara de resolución, mientras que Platini estaba programado para el viernes. El veredicto se espera para el 21 de diciembre.

Platini funda su protesta en las declaraciones del portavoz de la cámara de instrucción de la comisión de ética, Andreas Bantel, que preveía una sanción de larga duración para el galo de 60 años. Bantel, sin embargo, aseguró el fin de semana que sus palabras fueron mal citadas.

No obstante, los argumentos de Platini parecen cuestionables, ya que la comisión de ética, creada por Blatter en su intento de reformar la FIFA, se divide precisamente en dos cámaras distintas que, en principio, no influyen la una en la otra.

De todas formas, los abogados de Platini advirtieron de que estudiarán si tomar medidas legales contra Bantel.