Platini defiende pago que recibió de Blatter

"Obedece a un trabajo que hice bajo un contrato con la FIFA", apuntó el presidente de la UEFA, después de su aparición en la investigación que enfrenta Joseph por parte de la fiscalía suiza

Michel Platini, bajo sospecha de corrupción
Michel Platini, bajo sospecha de corrupción (Reuters)

Zúrich, Suiza

El francés Michel Platini negó haber cometido irregularidad alguna en un millonario pago que le hizo en 2011 el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y que está bajo investigación de la fiscalía general de Suiza.

"Quiero aclarar que el pago que se me hizo obedece a un trabajo que hice bajo un contrato con la FIFA. Estoy contento de haber podido aclarar a las autoridades todos los aspectos relacionados a esto", señaló el titular de la UEFA.

Platini fue interrogado como testigo por la fiscalía suiza por haber recibido un "pago desleal" de dos millones de francos suizos (unos 2,05 millones de dólares) de Blatter en 2011 como compensación por un trabajo realizado entre enero de 1999 y junio de 2002. Según la fiscalía, el ex futbolista francés declaró en calidad de "una persona a la que se le solicitó información".

"Siempre estuve abierto a apoyar a los órganos y autoridades competentes en sus tareas de investigación y por eso es que he cooperado plenamente", expresó Platini, quien es considerado el principal candidato a suceder a Blatter en las elecciones de febrero de 2016.

"Las autoridades suizas me pidieron que provea información relativa a las investigaciones en torno a la FIFA", explicó. "También pude dejar en claro que, al vivir en Suiza, estoy disponible para hablar con ellos en cualquier momento que necesiten para clarificar asuntos relativos a las investigaciones", añadió el jefe del futbol europeo.

Platini fue involucrado en el marco de las investigaciones penales abiertas en Suiza contra Blatter, quien es acusado de "administración desleal" y "malversación" y debió responder también una serie de preguntas. El francés era un antiguo aliado de Blatter, aunque es considerado su principal rival político en la convulsionada FIFA.

Según la fiscalía suiza, Blatter es sospechoso de haber cerrado un contrato desfavorable para la FIFA en septiembre de 2005 con el trinitario Jack Warner, entonces jefe de la Unión Caribeña de Futbol.

A raíz de la acusación la policía criminal allanó la sede central de la FIFA en Zúrich, donde concluyó una reunión de dos días del comité ejecutivo. De esta manera, los escándalos de corrupción que vienen salpicando a la FIFA involucran por primera vez a su máxima autoridad.