Piden 22 meses de prisión para Messi por fraude fiscal

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ordenó un juicio para el astro argentino del Barcelona por presuntos delitos fiscales

Messi durante el encuentro ante el Levante
Lionel Messi (Reuters )

MADRID, España

El futbolista del FC Barcelona Leo Messi se sentará en el banquillo de los acusados a petición de la Abogacía del Estado español por tres presuntos delitos contra la Hacienda Pública entre los años 2007 y 2009 por valor de 4,1 millones de euros. El organismo, además, pide 22 meses de prisión para el crack argentino.


En un auto judicial que se dio a conocer esta tarde, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Gavá (Barcelona), Manuel Alcover, así lo decidió pese a que la Fiscalía pidió exculpar al jugador al considerar que era su padre, Jorge Horacio Messi, el que se encargaba de estas gestiones y que el futbolista confiaba "plena y ciegamente" en él.

Pero el magistrado tuvo en cuenta que la Abogacía del Estado sí que pidió llevar a juicio a ambos y recuerda en su auto que, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, debe acordarse al pedirlo una de las acusaciones porque cree que existen indicios racionales de criminalidad respecto de ambos acusados.


La Abogacía reconoce en su escrito que Messi es "profano" en temas tributarios, pero que "no puede ignorar" que buena parte de sus ingresos por la explotación de sus derechos de imagen llegaban a través de empresas ubicadas en paraísos fiscales, como Uruguay o Belice.


A diferencia de la Fiscalía, la Abogacía del Estado, organismo que representa los intereses de Hacienda, sí considera que tanto el delantero del Barcelona como su padre, Jorge Horacio Messi, deben ser llevados a juicio.


El jugador había asegurado en el juzgado en su declaración como imputado que no llevaba la gestión de los derechos de imagen: "Firmo lo que me dice mi papá que firme... ni miro ni me fijo ni pregunto... yo no miro lo que firmo, si lo dice mi papá firmo con los ojos cerrados", justificó entonces el futbolista, en la línea de lo que declaró también el padre.


La trama urdida consistió presuntamente en crear sociedades en paraísos fiscales y jurisdicciones de conveniencia y simular cederle los derechos para burlar el pago del IRPF (Impuesto sobre la renta de personas físicas) en España, pagando solamente una mínima y residual tributación en Reino Unido y Suiza.