La bipolaridad de Messi


El delantero cumplió 100 partidos con su selección nacional, los números con la albiceleste aún dejan mucho que desear


Messi cumplió 100 partidos con la selección de Argentina
Messi cumplió 100 partidos con la selección de Argentina (AFP)

Ciudad de México

‘Pecho frío’ le llaman los argentinos, pues lejos de ser un ídolo mundial, Leo Messi  nunca ha logrado conseguir un título con la albiceleste, más allá de un título, Messi es señalado por no rendir al máximo con su selección y acusado de necesitar a sus compañeros del Barcelona.

“No es lo mismo jugar cada tres días como lo hago en mi equipo que cada mes y medio. Pero me gusta mucho y disfruto jugando en el conjunto nacional", aseguró hace un par de años el rosarino, sin embargo, al verlo en el terreno de juego, resulta complicado creerle.

La soltura de juego, la seguridad e, incluso, la relevancia dentro de la cancha, distan mucho entre el Barcelona y Argentina. Para los blaugranas, Messi corre, recupera y hasta anota; para los sudamericanos, Leo corre, pero no recupera, casi no anota y, lo peor, no sonríe.

A pesar de lo anterior, a sus casi 28 años, Leo se convirtió en el argentino más joven en alcanzar los 100 partidos con selección, además está dentro de los cinco jugadores con más de 100 encuentros, solo Javier Zanetti (142), Javier Mascherano (113), Roberto Ayala (111) y Diego Simeone (103) lo acompañan.

En sus 100 encuentros suma 60 victorias, 20 derrotas y 40 empates; ha anotado 46 goles y repartido 27 asistencias.

Si comparamos estos números con sus 100 primeros partidos en Liga con Barcelona, la diferencia no es tan abismal como parece. En sus primeros 100 encuentros como blaugrana, Messi ganó 68 juegos, empató 18 y perdió 14, marcó 40 goles y asistió en 24 ocasiones, incluso, hasta esos 100 encuentros, sus números con selección eran mayores.

Pero los números restan toda importancia cuando no obtienes ningún título, apenas el Mundial pasado Messi y su Argentina se quedaron a pocos minutos de ser campeones y en su llegada a la Copa América el argentino fue claro, “Yo daría todo lo que se pueda por ser campeón en Chile. Estamos acá para por fin conseguirlo”.

Las ganas de revancha y de un campeonato están latentes, será cuestión de tiempo  para saber si Leo puede terminar con su maldición con la camiseta argentina.