Bayern no pudo; Barcelona, a la final de la Champions

A pesar de que el cuadro bávaro venció 3-2 al Barcelona, el conjunto culé ganó en el global (5-3) y disputarán su octava final de la competencia europea. Por los alemanes marcaron Benathia, Lewandowski y Muller; el Barça descontó con un 'doblete' de Neymar

MÚNICH, Alemania

Los bávaros pelearon hasta el final pero se quedaron en la orilla. A pesar de la victoria 3-2 del Bayern Múnich, el cuadro bávaro quedó eliminado al caer en el global (5-3) y el Barcelona disputará su octava final de la UEFA Champions League.

El conjunto culé repitió la dosis con el tridente ofensivo (Messi, Neymar y Suárez), el cual no pudo ser detenido por el cuadro alemán qué, sin embargo, se adelantó con un tanto al minuto 7 de Mehdi Benathia en un córner por banda derecha que hizo 'sudar' al equipo que dirige Luis Enrique.

El partido parecía 'viento en popa' para el los bávaros, pero poco les duraría el gusto, ya que el tridente los hizo pagar en zona defensiva.

Era el 15', un trazo al pique de Luis Suárez entre los zagueros locales dejó al 'Conejo' en mano a mano con Manuel Neuer. Dejando atrás la envidia del delantero, el uruguayo le puso un pase a la red a Neymar, que no desaprovechó para poner la pariedad en este partido y la sentencia en la eliminatoria. 1-1 y los blaugranas ya olían la final en Berlín.

Para el cuadro de Pep Guardiola fue un balde de agua helada. Con el gol de 'Ney', tendrían que marcar cuatro tantos, una misión prácticamente imposible si se tomaba en cuenta las bajas de Ribery y Robben. El desánimo imperaba en el Allianz Arena.

Y rozando la media hora volvió a aparecer el verdugo. Al 29', Suárez volvió a ponerle un trazo en el área a Neymar. El astro brasileño controló con el pecho, la pelota se elevó, dio un bote y después la prendió de derecha justo a la rendija que había dejado Neuer para el 1-2.

El Bayern no pudo hacer mucho. Le dolía la contra del Barça y las ausencias de Bastuber y Alaba en la zaga, tal como pasó en Barcelona. Llegó el final de la primera mitad con un silencio que solo se interrumpia con algunos cantos de los aficionados.

El partido reinició y pronto el campeón de la Bundesliga buscó resacatar su honor. Al 59', presionaron arriba a los blaugranas para robarles el balón. Rápido, le cayó la pelota a Robert Lewandowski que, en un amague y un pisotón al balón se deshizo de Mascherano. Después, disparó y dejó inmóvil al arquero Ter Stegen para el 2-2.

Los decibeles bajaron y el Barcelona ya no atacaba con intensidad, debido a la salida en el entretiempo de Luis Suárez, quien se lesionó con una sobrecarga en los isquiotibiales de la pierna izquierda. Bayern Múnich no se sentía peligroso.

Pero los dirigidos por Guardiola venderían cara la derrota. Una triangulación entre Lewandowski y Muller dejó franco a éste último. Thomas empalmó la pelota con la parte interna del pie derecho y venció al arquero para marcar el 3-2.

Pero solo quedó en un espasmo de reacción. El cuadro local naufragaba en la zaga blaugrana en sus intentos por ofender y los minutos poco a poco se agotaban.

Llegó el tiempo de reposisicón y los bávaros sacaron la bandera blanca. Rendición y pase a Berlín para los españoles. Los culés jugarán su octava final en su historia